in

Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots

El viene, se acerca. Sigiloso como siempre. A cubierto, siempre a cubierto. Para sus enemigos es una sombra, o tal vez una fuerza de la naturaleza. Letal, eficaz, silencioso. Es Solid Snake, en la cuarta versión de Metal Gear Solid. Tiene unos cuantos años más, ha envejecido. Pero eso sólo lo hace más mortífero.Desde que vimos el trailer de Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots en la pasada Tokyo Game Show, hemos estado conteniendo la respiración. Tememos que, de respirar, se corte la ilusión, percatarnos que todo era un sueño. El video, presentado por el mismísimo Hideo Kojima, es impecable y deja entrever muchísimos detalles de lo que podríamos obtener en la secuela de una de las series más famosas en el mundo de los videojuegos. Solid Snake está viejo, muy viejo. Sufre de una tos incontrolable, tal vez producto de los cigarrillos que se viene fumando desde sus primeras apariciones en la MSX (cuando la serie sólo se llamaba Metal Gear) hasta la actualidad. Está cansado, y se le nota. Las canas tiñen sus cabellos otrora castaños y las arrugan, y su nuevo bigote, endurecen aún más su rostro. Y, lo peor, está metido en medio de una guerra a gran escala. Él, quien salvó al mundo en incontables oportunidades. Él, un viejo soldado que no pasa a retiro. Él, quien está cansado, pero no tiene el reposo. Snake es único, viejo o no, debe hacer lo que nació para hacer: salvar el mundo, una y otra vez.

"La guerra del futuro", asegura Kojima.

Y nada más cierto. Snake está rodeado por un ejército. Un ejército del futuro, con versiones pequeñas del famoso Metal Gear rodando las calles de un desconocido país desolado y decenas de soldados que patrullan las calles. Snake, claro, está oculto en las sombras. No puede, sabe que no puede contra ellos. No contra todos. Pero no hay que preocuparse. Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots no contará las crónicas de un viejo desamparado. En absoluto. Lo que Solid Snake haya perdido por la edad, lo ha ganado en experiencia. De hecho, su acritud lo ha hecho aún más letal. Su cinismo parece ser su arma más peligrosa. Y el trailer muestra, al principio, que sigue siendo tan o más peligroso. Es gracioso, porque las primeras escenas nos hacen pensar que podría ser un FPS. ¡Y ahí saltamos todos de horror! Pero es un chistecito, de Kojima, criticando tal vez la tendencia de la industria de hacer todo en primera persona. Por eso, luego aclara: “Esto no es un FPS. Esto es un MGS.” Un genio.
Otacon también estará presente, también envejecido. Se comunicará con Snake por medio de un robotito al que llaman que lleva un procesador CELL dentro (¿entienden el chiste?). Otacon seguirá a Snake en todo momento, dándole información útil y, tal vez, y sólo tal vez, como un personajito jugable que aportaría muchísimo a la jugabilidad.

La paciencia es una de las virtudes del guerrero.

Y a Kojima hay que creerle. Esto no es como el trailer de Killzone. De hecho, para confirmar sus palabras, hizo una demostración de luces dinámicas sobre el video… ¡Y sí, era en tiempo real! Ken Kutaragi, presidente de Sony Computer Entertainment, dijo: “No soy de sorprenderme fácil, pero después de haber visto que el video de MGS4 corría sobre el hardware actual del PS3, quedé shockeado por el inmenso poder expresivo.”
Lo interesante es que Kojima asegura que esperaba la nueva generación de consolas no sólo para poner mejores gráficos, sino para implementar nuevos agregados en la jugabilidad que hasta el momento le habían sido imposible. Eso asegura que Guns of the Patriots no será un clon de los juegos anteriores con mejores gráficos (como ya es un estándar en la industria), sino que incluirá muchísimos nuevos elementos de diseño.
Y dado que el PS3 soportará hasta ocho canales de audio, o Dobly 7.1, el sonido promete ser de lo mejor que haya escuchado hasta el momento. Sotaro Tojima, director de sonido de MGS4, dijo: “No es secreto que el procesador CELL tendrá que manejar muchas tareas, incluyendo los gráficos, la inteligencia artificial y el sonido. Y el equipo de MGS está actualmente testeando el correcto balance para todo esto. Una gran prioridad para el equipo es delegar un generoso monto de poder de procesamiento a la calidad de sonido.”

Lo dicho, Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots será una experiencia MGS como la que jamás hayamos vivido. Sólo resta esperar año, año y medio, para contemplar que han hecho los años con Solid Snake. ¡Manténganse atentos!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ferzzola

4 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las redes P2P culpables de los altísimos precios de los conciertos?

LDR (Fotorresistencias)