in

Raspberry Pi B+: Actualización del Raspberry Pi


El Raspberry Pi lleva poco más de dos años en el mercado, y desde entonces ha tomado al mundo por asalto. Múltiples proyectos basados en este hardware económico estimularon las mentes de millones de entusiastas. Ahora, es tiempo de una revisión. El nuevo Raspberry Pi B+ conserva las especificaciones generales del modelo anterior, pero a la vez recibe varios ajustes en su formato, e incorpora más puertos USB, entre otras cosas.

Supongamos que has desarrollado un producto exitoso. Disfrutar de ese nuevo éxito y dormirse en los laureles resulta muy tentador, pero al poco tiempo, los entusiastas que se volcaron en favor de tu producto empiezan a solicitar ciertas mejoras para adaptarlo mejor a sus necesidades. Esto se traslada sin escalas a lo que ha sucedido con el Raspberry Pi. En mayo pasado, sus responsables anunciaron la venta de tres millones de unidades, confirmando una vez más que la combinación correcta entre precio y funcionalidad llega muy lejos. Obviamente, existen varios aspectos del Raspberry Pi que pueden ser optimizados, comenzando por el formato general del ordenador SBC. La posición de algunos conectores y la dependencia de concentradores USB para rodear la limitación de dos puertos físicos estaban al tope de la lista de reclamos. Por suerte, sus creadores atendieron esa llamada, y el resultado es el Raspberry Pi B+.

El primer cambio notable en el Raspberry Pi B+ es su apariencia. El sistema ahora tiene bordes redondeados, y cuatro agujeros en el PCB que harán mucho más sencillo el proceso de montaje tanto para el ordenador en sí como para cualquier placa adicional que el usuario desee conectar. Las especificaciones básicas del hardware se mantienen intactas, por lo que aún estamos frente a un Broadcom BCM2835, acompañado por 512 megabytes de RAM. El punto que casi merece una celebración aparte es la inclusión de dos puertos USB adicionales. En un intento por evitar problemas de compatibilidad con ciertos concentradores y otros accesorios, los puertos USB en el nuevo Raspberry Pi B+ no pueden hacer el llamado “back-powering”, limitando las vías de alimentación al puerto microUSB, y a los pines GPIO, que elevaron su número de 26 a 40.

Raspberry Pi B+

Incrementar la cantidad de puertos USB también llevó a un rediseño del circuito de energía. El reemplazo de los reguladores de voltaje lineales por otros conmutados permiten reducir el consumo general del sistema entre 0.5W y 1W, y gracias al nuevo indicador de bajo voltaje, el LED de encendido se apagará automáticamente si el Raspberry Pi B+ recibe menos de 4.7 voltios. Para finalizar, la ranura de tarjetas SD fue reemplazada por otra con soporte destinado a unidades microSD, y el conector dedicado de vídeo RCA se ha fusionado con la salida de audio de 3.5 milímetros, por lo tanto, ahora se podrá extraer audio estéreo y señal de vídeo con un solo cable. El precio se mantendrá intacto en 35 dólares, y la producción del modelo B convencional seguirá adelante mientras exista demanda.

Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

AnyDesk: Cómo acceder de forma remota a tu PC

Virtual x86: Emulador x86 en tu navegador