in

Roborace: Competición profesional de coches autónomos


Mientras que los grandes nombres del mercado luchan contra la burocracia y el conductor humano promedio para colocar coches autónomos en las calles, ya existen planes avanzados que buscan hacerlos competir en un circuito profesional. De acuerdo a la información disponible, la llamada Fórmula E, cuya temporada se encuentra en pleno desarrollo, dará lugar a Roborace, una categoría compuesta en su totalidad por coches autónomos.

Siendo honestos, se trata de algo inevitable. Un día, los mejores pilotos de alto rendimiento deberán enfrentarse a máquinas capaces de procesar algoritmos complejos en milésimas de segundo, para establecer si las carreras son dominio exclusivo del ser humano o no. Yamaha ya presentó uno de los primeros desafíos con su Motobot, pero ahora, la idea es pasar de dos ruedas a cuatro. Los amantes del automovilismo seguramente conocen a la jóven Fórmula E, que en su segunda temporada cuenta con apellidos de muy alto calibre, entre ellos Prost, Senna, Piquet y Villeneuve. Las dos próximas carreras se llevarán a cabo en Uruguay y Argentina, para luego cerrar su visita al continente americano en México y los Estados Unidos. Sin embargo, la Fórmula E planea ofrecer mucho más que coches eléctricos y apellidos famosos. ¿Qué es lo que viene? Un campeonato de coches autónomos.

Roborace
La Fórmula E usa muchos circuitos callejeros. ¿Cómo les irá a los coches autónomos?

La presentación oficial de la FIA no es muy abundante en detalles que digamos, pero sí sabemos que la categoría llevará el nombre de Roborace, y sus carreras servirán como introducción para cada evento de la Fórmula E durante la temporada 2016-2017. Las carreras de Roborace no tendrán ninguna clase de alteración especial, por lo tanto, compartirán los mismos circuitos planeados para las competiciones de Fórmula E, y por supuesto, las mismas condiciones climáticas. En total participarán diez equipos, con dos coches autónomos cada uno, y en igualdad de parámetros técnicos. Dicho de otro modo, la única manera que tendrán los coches de sacarse ventaja es utilizando algoritmos inteligentes y eficientes, demostrando qué tan bueno es el código de sus desarrolladores.

En total, la carrera promedio de Roborace durará una hora, y según la FIA, las velocidades máximas se ubicarán por arriba de los 300 kilómetros por hora, o sea que no vamos a ver caracoles. Además de dar una vuelta de tuerca extra al factor entretenimiento, Roborace tiene el potencial de funcionar como una especie de super-laboratorio que permitirá evaluar nuevos algoritmos y nuevas técnicas de procesamiento. Pocas cosas son tan exigentes como una carrera profesional. Hasta aquí, los coches autónomos demostraron que saben conducir en una calle normal. Ya veremos cómo lo hacen en la pista…

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Acer Aspire Switch 10

Las mejores tablets de 2015 (parte 1)

Lenovo Yoga Tablet 2

Las mejores tablets de 2015 (parte 2)