in

Sube y baja 1.000 veces el mismo video en YouTube


La Web es un verdadero mercado de curiosidades, y YouTube ha demostrado ser una de sus sucursales principales. Nunca falta una chance para hablar sobre la carga de vídeos, la compresión y la calidad de vídeo final, pero alguien decidió llevar eso al extremo con un inusual experimento: Subir y bajar el mismo vídeo mil veces.

A pesar del drástico aumento de velocidad que hemos podido apreciar en la Web durante los últimos años, lo cierto es que dependemos cada vez más de los formatos de compresión “con pérdida”. En el caso del audio, obtener un CD en formatos “lossless” como FLAC ya es algo dentro de todo viable, pero sólo basta con dar el salto hacia el vídeo para entender que si deseamos acceder al contenido en un tiempo razonable, necesitamos dejar algo en el camino. Si la compresión se realiza bajo los parámetros correctos, la pérdida no debería ser perceptible para el usuario. Sin embargo, un experimento publicado por Patrick Liddell hace poco más de tres años deja en evidencia tanto las limitaciones de la compresión de vídeo en YouTube como en la reconversión bajo el formato contenedor mp4.

El vídeo está inspirado en el experimento original del compositor Alvin Lucier, llamado “I Am Sitting in a Room”. Básicamente, Lucier se grabó a sí mismo narrando un texto sencillo, reprodujo la cinta y volvió a grabarla, repitiendo el proceso hasta que su voz quedó destruida por las frecuencias resonantes de la habitación. El audio original de Lucier, que está disponible en YouTube (y que agregamos más abajo), dura poco más de 45 minutos, pero el “daño” de la recompresión en el vídeo de Liddell se aprecia más rápido debido a que se trata de una compilación. A partir de las primeras 25 compresiones, la pérdida de calidad es lo suficientemente pronunciada como para deteriorar su voz. Más allá de las 200 compresiones, la voz de Liddell es irreconocible.

La idea detrás del vídeo no es hacer una evaluación técnica, sino explorar un método para eliminar la “cualidad humana” que transmiten la voz y la imagen. Aún así, sigue siendo un excelente ejemplo a la hora de exponer las limitaciones, o mejor dicho, las consecuencias de un exceso de compresión.

Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Declaran muerto al cometa ISON… de nuevo

Mobiliant: Concepto de coche que escala edificios