Tiradero Visual de la Semana (N°5)

Lista abierta
21 envíos

Ya que quieren anécdotas, como dejaron claro en la edición anterior del Tiradero Visual de la Semana, voy a aprovechar y les voy a confiar algo que, cada vez que lo cuento, nadie me lo cree. ¡Ni siquiera los mismísimos protagonistas! Algo que llegué a pensar que me lo había inventado, que lo había soñado, pero que no. Ahora sé que no.

Durante principios de los años 90s, tal vez mediados, no lo recuerdo, pero segurísimo mucho antes de que la palabra viral tomara un nuevo significado, existió uno de los más repugnantes “memes” de los que tengo memoria. Consistía en un hongo. Sí, un hongo. Pero no cualquier hongo, eh. Este era un hongo que cumplía deseos. Nada menos. Solo funcionaba si uno recibía de un amigo una cría de su hongo original (que él también había recibido de un amigo). Antes de aceptar la cría, uno tenía que pedir un deseo. Luego, al hongo había que mantenerlo debajo de la cama y cuidarlo hasta que tuviera su primer hijito. A los hijitos había que regalarlos, sí o sí. Mientras más hijitos se regalaban, más probabilidades tenía uno de que su deseo se hiciera realidad. Fue super viral ese maldito hongo y, sin embargo… ¡son muy pocos lo que lo recuerdan!

Yo sí me acuerdo de haber recibido una cría, de mano de un amigo de la escuela, que a su vez lo había recibido de su mamá, que estaba desesperada por que se cumpliera su deseo. A mi esas supersticiones no me interesaron nunca, pero igual lo mantuve vivo, para ver cómo demonios podía ser que un hongo tuviera “hijos”. La cosa es que sí, si uno lo cuidaba y lo alimentaba con los líquidos correctos, tarde o temprano el hongo iba a tener descendencia. Ahí sí me fascinó el asunto, pero corté la cadena y me quedé con todos los hijitos. Luego, en algún momento, me olvidé del asunto.

Años más tarde (muchísimos años más tarde), recordé toda aquella movida y se la comenté a ese amigo que me había regalado mi honguito original. ¡Y no se acordaba! Negó por completo el asunto y me dijo que estaba loco. Ninguna de las personas que YO SABÍA habían tenido hongos era capaz de recordarlo. Y sí, yo loco estoy, pero no de esa forma. Así que me puse a investigar (léase “buscar en Google“) y, aunque los registros son escasos incluso para el titán de Internet, la cosa existió. Y aquí vamos a un pequeño juego que propongo en está edición: ¿Cómo se llamaba ese hongo? ¿Eres capaz de descubrirlo? ¿Con qué había que alimentarlo? ¿Tuviste uno? ¿Cuántos hijitos le salieron?

Y ahora sí, el Tiradero, que para eso estás aquí. ¡Que lo disfrutes!

Deja tu voto

12 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 24

Upvotes: 18

Upvotes percentage: 75.000000%

Downvotes: 6

Downvotes percentage: 25.000000%

Tú puedes crear un post como este ¡Crea un post ahora!

Ferzzola

25 Comments

Deja una respuesta
  1. Max yo si me acuerdo del dichoso hongo, yo lo tenía en un pomo de boca ancha con agua y algo más, aqui en Cuba eso causó furor con lo de criarlo y darle los hijos a otra persona para cumplir un deseo. Como siempre es un placer visitar esta página y leerte, los estoy siguiendo desde que NeoTeo salia en revistas, yo me conectaba cuando podía y las descargaba todas

    • ¡Al fin alguien que me cree! ¡Qué alivio! ¡Gracias, Eckert!

      Un placer leerte por aquí a vos también. Parece un siglo desde que hacíamos las revistas.

      Muchísimas gracias por el aguante, amigo.

      • Hey Max, gracias por responder, fíjate tu si las revistas de NeoTeo gustaban tanto aquí en Cuba, que varios amigos juntábamos dinero para que nos la compraran, así fue como conocimos hasta de las muñecas sexuales e inflables que salieron en un articulo con imágenes y todo, alucinante. Y si, el hongo se alimentaba de te y se ponía grande jiji que recuerdos. Gracias por seguir siendo tan originales Max, larga vida a NeoTeo

  2. No es que no te crea, pero la verdad no me acuerdo, aunque ya estoy algo veterano para andar recordando éste tipo de cosas, o eso, o en México no tuvo el mismo éxito.
    En fin, felicitaciones, yo no tengo tanto tiempo siguiéndote, pero si recuerdo que inicié antes de los 100 enlaces recomendados (o eran 200?) Saludos cordiales

  3. No recuerdo lo del hongo pero si recuerdo lo de la masa!!! Te daban un poco de masa para hacer una especie de pan y luego de la masa tenías que sacar un poco y pasarselo a 7 u 8 personas.

  4. Aquí en México no supe de ese hongo, tal vez por acá no llego esa creencia. Pero yo si te creo Max.

    Buenas las anécdotas, me recuerda cuando había que resolver el acertijo en los enlaces recomendados. De hecho una vez pusiste un archivo comprimido y cada respuesta abría otro archivo, y así hasta llegar al final.

    ¡Que tiempos! Saludos Max.

    • JAjajaja, sí, yo también me acuerdo de los acertijos. Los hice durante casi un año, si mal no recuerdo. Después me quedé sin ideas y… ¡todos se me enojaron cuando los dejé de hacer! Espero que no suceda lo mismo cuando me quede sin anécdotas 😀 ¡Abrazo, maquina!

  5. Hey, yo si me acuerdo del hongo, creo que se alimentaba con Té. Tampoco creo en eso de las cadenas y ese debe ser el motivo por lo cual el hongo no ha podido volvernos amnésicos ja ja. También tengo mis revistas, pero en versión PDF, creo que tengo algunas impresas por algún rincón acumulando polvo y telarañas. La primera vez que leí la palabra “meme” fue en el libro: El gen egoista, publicado por la editorial salvat de los cuales tengo varios títulos que componían dicha serie como, Dios y la nueva física, El ídolo de silicio, este último muy interesante por cierto, entre otros.

    • ¡Exacto! El hongo se alimentaba a base de té. Acabas de ganar 1000 puntos de Internet, para gastar en lo que quieras. Ganas 500 puntos más por aclarar la primera mención de la palabra “meme”, que se me había escapado por completo y 500 puntos extra por tener revistas de NeoTeo impresas. Jajajaja.

      ¡Muchas gracias, demente! Es bueno saber que uno no está tan loco como le querían hacer creer. Ahora no debería ser un problema para el que quiera saber el nombre del hongo en cuestión, que todavía existe (obviamente) y se usa para “tónicos”.

      • Bueno, no se si cambiarme el nombre, mejor no. Y lo de los puntos mejor en bitcoin que esta subiendo como la espuma y ojo que no es una burbuja . . .

  6. No recuerdo eso del hongo, quizá en México no pegó como en otros lados.
    Llegué a Neoteo cuando andaban duro los clones de la NES, y las tarjetas de video comenzaban a utilizar pixel shaders, lo cual era una cagada, porque se volvió requisito obligado en los nuevos juegos.

    -Anecdota de terror.
    Una noche hace muchos años cuando iba a dormir tenía que pasar por un cuarto donde dormía mi hermana, a un lado hay una ventana que dá al frente de mi casa.

    Justo cuando paso donde está la ventana, escucho como si alguién tocara el vidrio con una moneda, despacito,… se me enchinó el cuero y pase de largo a mi cuarto sin voltear a ver, después de unos momentos mi hermana grita y llorando dice que hay una niña en la ventana viendo hacia adentro y más me cagué de miedo… voy hacia la ventana y no habia nadie, salgo para ver si habia algo y nada. Desde entonces cada que paso por ahí siento refeo pero ahora sí volteo a ver, ya soy un hombre sin miedo. Saludos

    • Ufff, qué miedo! ¡Y eso de desciendes de una de las familias cazamonstruos más prestigiosa del mundo! Si vos, un Belont, tiene miedo… ¿Qué queda para mi, un Ferzzola cualquiera? 😀

  7. Aunque es la primera vez que escucho sobre el efecto Mandela a mi me llegó a pasar algo similar pero con casas, yo pasaba por determinadas calles para ir a visitar a un amigo, los fines o cuando nos quedamos de ver, y nos llegó a pasar que derrepente, veíamos una casa nueva, así sin más, con gente llevaba tiempo ahí pero nunca la había visto antesm siendo que la ruta y todos los elementos estáticos los ubicamos siembre, y sobre todo (y más extraño) no recordaba que había antes en el lugar de la nueva casa (!).

  8. Yo no te creo nada Ferzzola, todo te lo has inventado!!!!

    Seguro lo inventaste para impresionar a una mujer!!

    PS: No sabía que existía Neoteo en revistas
    PS2: No sabía que había tantos mexicanos leyendo
    PS3: Tengo curiosidad por saber cuánto es el tráfico de la página.

    Bueno, ya me voy.

    Bye!

    • Oh, he inventado cosas mucho más interesantes para impresionar mujeres, como aquella vez que… hmmm… no, mejor dejo la anécdota para algún Tiradero futuro.

      1) Sip
      2) ¡Los hermanos mexicanos son casi la mitad de nuestra audiencia!
      3) Es muy bueno pero no suficiente, no al menos desde que los bloqueadores de publicidad se hicieron masivos. El “Adpocalypse” que le dicen. Así que ya sabes, si usas bloqueador en NeoTeo, desactívalo. No hay nada intrusivo aquí: Solo corremos Adsense, y es nuestra única forma de subsistencia.

  9. Si es el que pienso yo, el hongo en cuestión si se alimenta de te, es kefir, se lo conoce con varios nombres: hongo manchuriano, hongo de té u hongo chino, acá en argentina se le conoce como te de kombucha.
    tiene un aspecto gelatinoso, recuerdo que mi abuela lo tomaba y compartía el hongo, por lo general nunca muere, se prepara el te y luego se deja, el hongo se encarga de convertir el te azucarado en alcohol y ácido acético, y se retroalimenta de la misma mezcla, por eso se le dice el hongo inmortal.

    • ¡SI SEÑOR! ¡Exactamente ese! El asqueroso hongo de la suerte, también conocido como Kombucha. No solo se usaba para “cumplir deseos”, sino que en la actualidad también se usa para preparar “tónicos revitalizantes”, como lo hacía tu abuela. Muchas gracias por reivindicar mis recuerdos, Federico. 😉

      Dejo una imagen del hongo en cuestión, para los más curiosos.

      https://kombucheros.net/wp-content/uploads/2016/11/hoterl.pngHongo Kombucha

      ¡Un gran abrazo y gracias por tu comentario!

  10. Max, estoy molesto contigo, estoy a la espera del tiradero visual de la semana Nº 6, al momento de escribir este post son las 10:32 Am en Venezuela y necesito mi dosis de imágenes aleatorias para tener un buen día. Se te agradece.

  11. Yo si me acuerdo del hongo que mencionas… mi mamá lo tenia debajo de su cama en un frasco y la verdad si se veia rarito. Cuando le pregunté para que servía, me dijo que era un “secreto”, eso que te dicen las mamás para no decirte que es brujería o supersticiones.

    El chiste es que no creo que se haya cumplido su deseo, pero a como están las cosas aqui en México, no dudo que se ponga de moda otra vez… debemos explorar todas las posibilidades antes de que nos cargue la ching@d@… jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.