Agua Sónica

Agua sónica: Haciendo sonar el agua

75 Flares Twitter 6 Facebook 65 Google+ 4 Pin It Share 0 Email -- 75 Flares ×

La cimática es el estudio de la forma visible del sonido, a través de la vibración. Es también, además de un proceso científico, una expresión artística que con la aparición de las cámaras súper rápidas y las grabaciones en alta resolución se ha vuelto bastante popular. En este artículo te presentamos a Agua Sónica (Sonic Water), un corto donde la cimática es protagonista e impacta por su estética artística y su trasfondo técnico.

El sonido es invisible o por lo menos no estamos biológicamente adaptados como para verlo. Por lo tanto, para poder observarlo tenemos que recurrir a “envolverlo” o a atraparlo en acción, fijándonos en sus consecuencias sobre los diferentes estados de la materia. Es así que podemos sentir el sonido cuando ponemos una mano frente a los altavoces, o podemos verlo cuando arriba de los altavoces colocamos un vaso de agua y vemos cómo la vibración que produce el sonido forma diferentes figuras en el líquido. De esto se trata la cimática, aunque con bastante más ciencia detrás. La cimática es el proceso de visualización de sonido y vibraciones a través de la materia, tales como por ejemplo arena o agua. Usando esto, más un poco de música, ambientación lumínica y pantallas gigantes, unos artistas hicieron sonar el agua y crearon Agua Sónica.

La instalación en el patio de Fotografía de Berlín está compuesta de dos áreas diferentes. En una de ellas hay una puesta autoejecutable y en el otro hay un laboratorio de imagen y sonido. La configuración en ambas áreas es casi idéntica. La única diferencia es que en una de ellas se puede utilizar la propia cámara del visitante y crear sus propios sonidos en el laboratorio de bricolaje, que es donde hay un sintetizador y un micrófono. La instalación es muy simple, ya que una señal de sonido se utiliza para hacer vibrar un altavoz. En la parte superior de la membrana del altavoz los responsables de este invento han aplicado una placa y en ella han pegado la tapa de la botella ordinaria. La tapa de la botella (o la placa entera) se llena de agua y esta funciona como una masa flexible tridimensional, que traduce el sonido en imágenes. La cámara entonces filma a esa placa desde arriba y construye una macro que es proyectada a la pantalla grande para que el resto de las personas lo puedan ver.

Agua sónica: Haciendo sonar el agua

Si bien la intención de los autores es que la gente que visita la exhibición se divierta y pueda experimentar con la cimática, a la vez que documentar sus experiencias. Para los fanáticos de la fotografía, agregamos que en el laboratorio de bricolaje, la cámara que se utiliza es una Olympus OMD. El espectáculo es realmente una belleza, y quienes lo visitan se van muy asombrados por los excelsos resultados que da una configuración tan básica. La producción del vídeo le hace mucho mérito, y dan ganas de visitar esta muestra de agua sónica.


Avatar de Nico Varonas
Autor: Nico Varonas