Facebook móvil

Facebook pondrá a prueba su propio “PayPal”

28 Flares Twitter 10 Facebook 11 Google+ 7 Pin It Share 0 Email -- 28 Flares ×

A pesar de los siempre presentes problemas de seguridad, las transacciones en línea continúan incrementándose, y quien ha confirmado que comenzará a evaluar una nueva función de pagos, es nada menos que Facebook. En teoría, cualquier usuario que comparta con Facebook sus datos de tarjeta de crédito, podrá realizar compras bajo aplicaciones móviles asociadas sin entregar información adicional, haciendo más sencillo a todo el proceso.

Aunque el miedo a enviar los datos de una tarjeta de crédito o débito a través de la Web es más que razonable, eventualmente, un juego en Steam, un Humble Bundle, un accesorio en eBay o un libro digital en Amazon pueden llevar a eso. En la mayoría de los casos, el proceso sólo se realiza una vez, gracias a la intervención de servicios como PayPal. Sin embargo, el avance de los dispositivos móviles está obligando a las empresas a adaptarse a los nuevos formatos, debido a que un “checkout” tradicional en el ordenador no es tan cómodo de completar en una tablet o un smartphone, más aún si se utilizan contraseñas seguras.

Facebook pondrá a prueba su propio “PayPal”

Con eso en mente, Facebook confirmó que a partir de septiembre evaluará un sistema para simplificar el checkout en dispositivos móviles. Básicamente, un usuario de Facebook que haya registrado su plástico en la red social, podrá adquirir diferentes productos a través de aplicaciones móviles de comercio electrónico con sólo usar su información de login. Desde cierto punto de vista, el sistema se presenta como una competencia para PayPal, pero Facebook ha aclarado que no está tratando de ingresar al complejo mercado de procesamiento de pagos. Con este detalle, se establece que cada una de las tiendas involucradas podrá seguir trabajando con la compañía que desee.

Algunos analistas creen que el inconveniente principal detrás de esta iniciativa, es la confianza. Después de todo, una red social no es un lugar particularmente seguro, y más allá de sus esfuerzos, Facebook no es la excepción. A modo de ejemplo, he sido testigo de casos en los que algunos pequeños lograron comprar ítems para juegos de Facebook usando las cuentas de sus padres con tarjetas de crédito vinculadas, y aunque dichas compras pueden revertirse, son una parte del problema. La falta de confianza también se ve reflejada en los ingresos que Facebook obtuvo por pagos y comisiones en el segundo trimestre, apenas superando los 200 millones de dólares (por publicidad ingresaron 1.600 millones). No es la primera vez que Facebook explora este territorio (¿recuerdan los famosos “créditos Facebook”?), por lo tanto, era cuestión de tiempo para que lo intentara de nuevo.