RapidCool: Refrigeración rápida de bebidas en 45 segundos

En el nombre de la conveniencia, los frigoríficos comerciales se encuentran en todas partes, y más allá de que hagan un sólido trabajo enfriando bebidas, consumen mucha energía en el proceso. RapidCool es una iniciativa financiada por la Unión Europea que busca llevar al mercado una plataforma de “refrigeración por demanda”, capaz de enfriar bebidas en tan solo 45 segundos, ahorrando un 80 por ciento de energía.

Una simple búsqueda en Internet sobre métodos alternativos para enfriar bebidas probablemente termine en los módulos Peltier, utilizados en muchos proyectos de electrónica, y también en curiosos gadgets como neveras USB. Un módulo Peltier es efectivo, pero no muy eficiente, y aplicarlo a gran escala no es algo viable que digamos. Ahora, piensa en todos esos frigoríficos y máquinas expendedoras instaladas en mercados, bares, y restaurantes. No tienen mayores problemas a la hora de mantener frías a las bebidas, ¿pero deben hacerlo “todo” el tiempo? En realidad, una bebida debe estar fría al momento de consumirla, y con esa idea en mente nació RapidCool, un sistema de refrigeración de bebidas “por demanda”.

Rapid Cool

El proyecto comenzó con una inversión de 903 mil euros provenientes de los fondos de investigación de la Unión Europea, y en él participaron varias empresas e institutos: Vending Marketing DOO (Eslovenia), Enviro-Cool (Reino Unido), Dymtec (España), la academia Re/gent (Países Bajos), y el Instituto de Investigación de Sistemas Inteligentes (Reino Unido). Todo lo que tiene que hacer el usuario es colocar la bebida que desea consumir dentro del dispositivo, y esperar unos 45 segundos (más si se trata de botellas con mayor capacidad) hasta que sea enfriada. Esta tecnología, ahora bajo la marca V-Tex, puede ahorrar hasta un 80 por ciento de energía en comparación con frigoríficos convencionales.

La página oficial de RapidCool nos da un dato preocupante: Aproximadamente 85 teravatios/hora son consumidos por año para mantener frías a las bebidas en comercios sobre territorio europeo. Conociendo ese número, no es muy complicado visualizar los beneficios para los comercios a través del ahorro de energía. Sin embargo, RapidCool no es una tecnología exclusiva del ámbito comercial. También se están desarrollando versiones hogareñas, compatibles con envases que van desde una pequeña lata de 150 mililitros, hasta botellas de vino de 750 mililitros. Las primeras pruebas abiertas comenzarán en octubre.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

3 Comments

Deja una respuesta
  1. Para el ámbito doméstico lo veo un poco inútil, dado que uno tiene que tener uno a fuerza un refrigerador para refrigerar la leche, huevos, jamón, etc, alimentos que necesitan estar todo el tiempo en refrigeración. Ahora para super mercados sí lo veo rentable, dado que ahora tendrán que tener menos refrigeradores (únicamente para los alimentos anteriormente mencionados).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *