SpaceX enviará a dos personas (millonarias) a la órbita lunar en 2018

La última vez fue en 1972

SpaceX sigue haciendo ruido en los medios con impresionantes anuncios. Las promesas de Elon Musk para llegar a Marte y brindar Internet a todo el mundo definitivamente tienen nuestra atención, pero lo último que publicó su compañía nos tomó un poco por sorpresa: Antes de que finalice 2018, dos personas subirán al cohete Falcon Heavy y la cápsula Dragon 2 para realizar un viaje a la Luna, que seguirá una trayectoria libre y durará una semana. Si todo sale bien, será el regreso de la humanidad al espacio profundo en casi medio siglo.

¿Pagarías por un viaje a la Luna si pudieras? La idea no es precisamente nueva que digamos. Aún recordamos bien al doctor Heywood Floyd de «2001» dormido a bordo del Space Clipper de Pan Am mientras se dirige a la estación. De hecho, esa escena va mucho más allá del turismo espacial, porque nos enseña a aerolíneas lanzando sus propios vehículos y transformando a esos viajes en algo relativamente común. Pero las cosas son diferentes en la vida real. La especie humana no ha regresado a la Luna en 45 años, las misiones al satélite son esporádicas, y cualquier intento «serio» fue cancelado debido a recortes de presupuesto. En esencia, eso da vía libre a intereses privados, y a compañías como SpaceX, que acaba de hacer un espectacular anuncio: Dos personas viajarán a la órbita lunar en 2018.

Dragon 2 en una prueba de propulsión. Esta cápsula será la que lleve a los dos turistas.

Por cuestiones lógicas, la identidad de las personas no fue revelada, pero Elon Musk dijo que «ambos se conocen» y que «no son de Hollywood», mientras que el anuncio oficial indica «depósitos significativos». Los parámetros de la misión sugieren una trayectoria circunlunar libre con una duración de una semana, en la que los turistas básicamente dejarán todo a cargo del piloto automático: No serán acompañados por astronautas profesionales, aunque recibirán entrenamiento especial y se someterán a estudios de salud y condición física antes de que termine este año. La ausencia de astronautas tal vez preocupe a algunos, pero la tecnología ha avanzado mucho desde el programa Apolo, y una trayectoria libre significa que la cápsula debería regresar a la Tierra de un modo u otro.

Por supuesto, eso no significa que la misión esté libre de peligro. El propio Musk lo admitió al decir que los viajeros «no son ingenuos», y que SpaceX hará todo en su poder para minimizar riesgos, pero ese riesgo «no es cero». Al mismo tiempo, SpaceX tiene dos desafíos enormes por delante. Esta misión requiere del cohete Falcon Heavy y la cápsula Dragon 2, que aún no han sido probados. La cápsula debe cumplir contratos con NASA para llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional, sin embargo, la confianza en SpaceX no es del 100 por ciento, porque la agencia estaría considerando comprar asientos Soyuz a modo de respaldo si surgen nuevas demoras. Finalmente existen cuestiones de licencias que podrían mover la fecha para este viaje de 2018 a 2019, pero ya veremos cómo se desarrolla eso. SpaceX quiere llevar dos personas a la Luna, y nosotros lo queremos también.

Deja tu voto

6 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 10

Upvotes: 8

Upvotes percentage: 80.000000%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 20.000000%