¡Una consola de videojuegos en un horno de microondas!

Primera pregunta extraña: ¿Cuánto tiempo perdemos frente al microondas esperando que alguna cosa se caliente? Segunda pregunta extraña: En vez de perder ese tiempo, ¿por qué no usarlo en videojuegos? El loco de Colin Furze probablemente no logre responder a la primera pregunta, pero sí puede hacer algo con la segunda. Su solución es el Play-O-Wave, un horno de microondas modificado para funcionar como televisor con entrada de vídeo RCA, y lo que parece ser sonido estéreo. La mejor parte es que podemos conectar lo que se nos ocurra, desde un clon de NES hasta una PlayStation, pasando por sintonizadores y reproductores ópticos.

La idea de hackear electrodomésticos no es nueva que digamos. Sin ir más lejos, un entusiasta logró recientemente cargar Doom dentro de un termostato. Algunos de esos hacks demandan un esfuerzo considerable a nivel software, pero otros están más a nuestro alcance, reemplazando carcasas y extendiendo puertos a ubicaciones alternativas. Una de las grandes dudas es por dónde empezar. Radios y relojes suelen ser buenos candidatos, en especial por su bajo costo y la ausencia de voltajes peligrosos (siempre y cuando hablemos de modelos a batería). En lo personal creo que el Raspberry Pi no necesita ninguna clase de recomendación adicional, y con un poco de creatividad se lo puede conectar en… bueno, cualquier parte. Sin embargo, cuando el plan es arrojar la cordura por la ventana y hacer algo en verdad extraño, Colin Furze tiende a ser una buena fuente de inspiración. ¿Qué hizo esta vez? Convirtió a un microondas en una consola…

… o al menos, esa es la apariencia general. Lo que hizo en realidad fue integrar una pantalla a la puerta del microondas, y para ello debió incrementar varios centímetros su espesor. El resto de las modificaciones se encuentran en el panel de control, con tres entradas RCA y un interruptor que enciende a la pantalla. Sin detalles técnicos exactos me atrevo a calcular que Furze relocalizó las entradas de audio y vídeo del televisor, e instaló una fuente de alimentación extra en el interior del microondas (dudo que el alto voltaje sea de mucha ayuda). De más está decirlo, la pantalla necesita todo el blindaje que pueda recibir, ya que a ningún dispositivo electrónico le gusta trabajar cerca de un microondas.

El hecho de no integrar a la consola completa tal vez sea un poco decepcionante, pero al final del día apreciamos su flexibilidad. Con un conector RCA libre, el microondas puede recibir diferentes consolas, sintonizadores, decodificadores, reproductores de DVD y Blu-ray… la lista sigue.

Deja tu voto

7 points
Upvote Downvote

Total votes: 11

Upvotes: 9

Upvotes percentage: 81.818182%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 18.181818%