in

Tecnologías obsoletas: Cinco tecnologías en el olvido


La batalla entre los formatos Blu-ray y HD-DVD fue una de las más duras de los últimos tiempos, pero no fue necesariamente la primera. Esta clase de guerras comerciales no solo son vistas en formatos de almacenamiento, sino que varias empresas dedicadas al hardware, junto con sus respectivos productos, han quedado en el camino después de implacables enfrentamientos. Con la reciente noticia de que Toshiba finalmente adoptará a Blu-ray para crear sus propios reproductores, creemos adecuado dar un repaso a cinco tecnologías que en su momento supieron dar una buena pelea, pero que de una forma un otra terminaron parcial o completamente aniquiladas por la competencia.

La libre competencia es una de las mejores cosas que puede suceder. Dos o más contendientes se disputan un mercado en especial a través de productos cada vez más refinados, y precios que van constantemente hacia abajo. Sin embargo, es muy difícil que se mantenga cierto equilibrio. En la mayoría de los casos, una idea se termina imponiendo sobre la otra, convirtiéndola en un “estándar” por derecho propio. Eso fue lo que sucedió con el Blu-ray, aunque el peso que volcó la balanza a su favor no vino directamente del lado del formato de Sony, sino que se necesitó a un gigante como Warner Bros. para que deshiciera el empate técnico entre los dos formatos. Ahora, Blu-ray impera sobre todo lo que es alta definición, mientras que el HD-DVD pasó a ser un elemento para coleccionistas, con filmes y lectoras disponibles por unos pocos billetes. La informática está repleta de estos casos, y hoy decidimos mencionar algunos que pueden ser conocidos para quienes nos siguen, pero otros pueden resultar ser una verdadera clase de historia.

La tarjeta AdLib

La tarjeta AdLib

Ad Lib era una empresa de origen canadiense dedicada especialmente a la fabricación de tarjetas de sonido. Su tarjeta insignia, la AdLib Music Synthesizer Card, tuvo un comienzo bastante difícil debido a la falta de interés que los desarrolladores de software de aquel entonces, habían demostrado hacia la tarjeta. Tras una presentación exitosa frente a los directivos de la empresa Top Star, la tecnología AdLib llegó a manos de grandes estudios como Sierra On-Line. Así fue como King’s Quest IV se convirtió en el primer juego en soportar a la tarjeta AdLib de forma oficial, lo que colocó al hardware en un ascenso meteórico. Hacia el año 1990, la gente hacía lo imposible por conseguir una de estas tarjetas, hasta que apareció su nemesis: Creative Labs.

La gente de Creative desafió el poder de AdLib con una extraordinaria pieza de hardware que se convertiría en estándar absoluto: La tarjeta Sound Blaster. Además de contar con funciones nunca antes vistas en una tarjeta de audio para ordenadores de escritorio, la Sound Blaster era un ciento por ciento compatible con AdLib. En otras palabras, todo juego que pudiera utilizar la tarjeta AdLib, lograría el mismo resultado con una Sound Blaster. AdLib intentó contrarrestar esto con en lanzamiento de la AdLib Gold, pero los resultados fueron pésimos. La Sound Blaster era más barata, y podía hacer más cosas que la AdLib. La historia termina con AdLib declarándose en bancarrota en mayo de 1992, y hoy en día, cada chip de audio dentro de un ordenador tiene algo relacionado con aquella Sound Blaster que condenó a AdLib para siempre.

El MiniDisc

Una buena tecnología, pero muy cara y poco aceptada

Si bien el MiniDisc de Sony fue creado originalmente como un formato destinado a reemplazar a los viejos cassettes de cinta magnética, lo cierto es que terminó encontrándose con una competencia un poco inesperada. Por un lado, los cassettes continuaron siendo muy apreciados por los consumidores, mientras que la llegada del nuevo Compact Disc (de desarrollo conjunto entre Phillips y Sony) sólo logró complicar las cosas para el MiniDisc.

La calidad de la tecnología en sí era muy buena (poder regrabar un MiniDisc siempre fue muy interesante), y logró tener una muy buena base de usuarios en territorio asiático, pero el resto del mundo le dio la espalda, favoreciendo a otros formatos. Se cree que parte de la responsabilidad por la falta de éxito del MiniDisc fue la poca variedad musical que existía para ese formato, mientras que los costos tanto de los reproductores como de los discos en blanco también hicieron su parte. A pesar de que incorporó muchas mejoras, e incluso existió un formato para almacenamiento de datos en el ordenador, el MiniDisc se vio completamente desplazado por la combinación de CD-ROMs, los archivos mp3, y la aparición de las memorias Flash, las tres cosas con un costo mucho menor al que jamás pudo lograr el MiniDisc. Actualmente es posible encontrar algunos equipos, pero además de mantenerse caros, son considerados una rareza.

K56Flex y X2

El estándar fue más rápido y desactivó el conflicto

Este es el único caso de la lista que culminó en un empate forzado, pero que en su momento mantuvo a los usuarios atentos hasta el último segundo para ver cuál de los dos protocolos quedaría como estándar. En la época en la que las conexiones por teléfono gobernaban al mundo, la velocidad de 33.6k era lo mejor que podíamos lograr a nivel de conectividad, gracias al protocolo V.34. Sin embargo, con los avances en telefonía digital se abrieron las puertas para conexiones aún más rápidas que 33.6k, y allí es en donde aparecen los famosos 56k. En el principio, existían dos protocolos: X2, creado por el entonces gigante de los módems USRobotics, y el K56Flex, de la mano de Rockwell y Lucent. Al X2 se lo conocía por ser un poco más rápido, mientras que el K56Flex era más estable.

Durante un tiempo, los defensores de ambos protocolos intercambiaron ácidos comentarios, pero todo quedó en la nada con la aparición del estándar V.90 por parte de la Unión Internacional de Telecomunicación, más conocida como ITU . El V.90 unificó los protocolos, y fue diseñado de forma tal que los módems podían recibir una actualización de firmware para convertirse en compatibles con el nuevo estándar. Actualmente, los pocos módems telefónicos que pueden hallarse utilizan el protocolo V.92, una versión actualizada del V.90, pero la banda ancha arrojó a los módems telefónicos y sus protocolos en un rincón oscuro lleno de telarañas. Vamos, con lo que pesa la actualización de un antivirus, es imposible mantenerlo actualizado con una clásica conexión “dial-up”.

Los discos Zip de Iomega

Incluso llegó a haber unidades internas

¡Arrrrghh! Pido disculpas por el ataque de ira, pero he vivido en carne propia los sufrimientos que estos “discos”, si es que se los podía llamar así, han causado durante su existencia. Los primeros discos Zip fueron lanzados por Iomega en el año 1994, y aunque el tamaño más popular para estos discos era de 100 MB, al principio se vieron discos de 25 MB. Obviamente, la idea era reemplazar a los discos floppy de tres pulgadas y media, atacando en forma directa el detalle del espacio, con 1.44 MB de un floppy contra 100 MB de un disco Zip promedio.

Sin embargo, el bajo costo de los discos floppy y los crecientes problemas de hardware de los discos Zip los convirtieron en algo muy poco popular. ¿Alguien oyó nombrar el “clic de la muerte”? Era un ruido espantoso, muy similar a cuando un disco duro tiene un problema físico, que indicaba una falla total en la unidad de lectura. Además de no poder utilizar ni un solo disco en la unidad defectuosa, podía arruinar cualquier disco Zip que fuera insertado a los pocos segundos. He sido testigo de uno de los “clics de la muerte”, y créanme, no es nada agradable. Como si los problemas técnicos no fueran suficientes, el creciente tamaño de los discos duros y la reducción de costos en discos ópticos hicieron del Zip algo completamente obsoleto hacia finales de la década de los ’90.

3dfx y sus tarjetas Voodoo

Aún conservo una de estas…

Antes de que Nvidia y ATI decidieran arrancarse los ojos por ver quién tiene la tarjeta de vídeo más poderosa del mercado, el duende verde contaba con otro rival, uno que era muy apreciado por sus consumidores: 3dfx Interactive. Se vieron catapultados a la fama gracias a su espectacular tarjeta dedicada para 3D “Voodoo”, a la cual muchos conocimos como “Monster”, fabricada por Diamond Multimedia. En aquellos tiempos, 3dfx competía contra compañías como Matrox, S3, una ATI mucho más pequeña que la de ahora, y Rendition con sus excelentes tarjetas Verité. Sin embargo, la primer Voodoo era sencillamente insuperable. Luego, vinieron dos tarjetas completamente diferentes: La Voodoo2, una súper-versión de la primer Voodoo con más memoria, más velocidad de reloj, y la introducción de la tecnología SLI, en la que dos tarjetas corrían en paralelo para lograr mayor rendimiento.

La otra tarjeta era la Voodoo Rush, que incorporaba un chip para procesar gráficos en 2D. Mientras que la Voodoo2 fue un éxito rotundo, la Voodoo Rush fue considerada como una de las peores piezas de hardware del momento. Algo similar sucedió con la Voodoo Banshee, que también poseía un chip 2D. Una de las cosas que terminó de arruinar a 3dfx fue la compra de STB Technologies, defendiendo la idea de fabricar sus propias tarjetas. La fusión fue una de las peores que se haya visto, la Voodoo3 resultó ser una tarjeta muy inferior a lo esperado, y Nvidia ya había lanzado su GeForce 256. Cuando 3dfx estuvo lista para regresar a la lucha, ya era demasiado tarde. Su última carta, la Voodoo5 6000, nunca fue puesta en venta debido a un bug en su diseño. A finales del año 2000, 3dfx fue comprada por su rival Nvidia, quien enterró cualquier posibilidad de soporte para las tarjetas Voodoo. Todavía existen algunos fieles a aquellas tarjetas, modificando y creando sus propios controladores.

Podemos seguir nombrando más casos, pero todos tienen básicamente el mismo resultado: Algunos siguen, otros se van. Mientras vemos las escaramuzas entre Intel, AMD y Nvidia, también se pueden apreciar los intercambios de fuego entre Google y Microsoft. No importa en qué rincón de la informática se mire, es probable que siempre se encuentre a dos empresas en conflicto. El truco está en saber cuál de esas dos empresas será la que permanezca en pie.

Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply
  1. buenas:

    agrego como dispositivo el lector/grabador magneto-optico (que no lectores cd). No era un mini-disk, pero tampoco un cd. ademas, la mayoria de los dispositivos que se vendieron eran SCSI.
    Tengo uno rondando por casa, con muuuuuuchos discos de 128Mb (que tiempos, 3 de esos discos superaban el disco duro del 486 que tuve en esa epoca… 😀 )

  2. Durante unos años fui pincha y donde trabajaba teníamos conectado a la mesa de mezclas dos lectores de mini-disk de los grandes, he pinchado muchas veces con ellos y sólo tengo buenos recuerdos, no se rayaban como los cds y se oían muchísimo mejor. Además podías grabar la sesión mientras ponías música (hablo de hace unos 12 años, el ordenador todavía no estaba muy establecido para estos menesteres), y si grababas un mini-disk con canciones variadas te ponía todas las canciones a un volumen determinado, lo cual era otra ventaja.

    De los dos lectores de mini-disk, uno se cascó irremediablemente y el otro aquí le tengo, no muy lejos del ordenador.

  3. pero la verdad que las voodoo eran insuperables…tendrías que nombrar la calidad con la que uno jugaba al Unreal cuando salio…era el mejor FPS que habia salido hasta la época en ese momento

  4. Jua, estas notas solo sirven para hacernos acordar lo viejo que estamos.
    Los ZIP no los mato los discos rigidos, sino la grabadora de CD. Antes de el CDR el zip era la única forma de trasladar mucha información.
    Es extraño como cambio el mercado de las aceleradoras 3D. En la época de 3dfx TODAS las placas eran highend, todas podían correr perfectamente cualquier juego.
    3dfx murió como empresa con NVidia, y las voodo murió para los usuarios con el DirectX 8.1

    • Cierto, ademas que eran high-end no eran muy caras la verdad un Voodoo 3 2000(Mi primera grafica 3D :D) costaba lo mismo que una TNT2 M64 aca en en la frontera Mexico-EUA, como se extrańa la 3Dfx.
      Los zip se dańaban facilmente(muy conocido ese clic de la muerte, mas en las primeras versiones de 100Mb), yo utilizaba para respaldar unos cartuchos como casettes de la marca 3M que eran de 250Mb eso si podian aguantar duros chingasos, a eso si se tardaban horas en respaldar :I jejeje….
      Ya me dio pa’abajo recordar tantas cosas, que lindo es recordar…. ya hasta melancolico me puse diablos.

      Salu2

  5. Yo tengo un par de aparatos para MiniDisc a mi disposición en un estudio de radio universitario. La verdad es que nunca había visto uno antes. (Soy muy joven) xD

    • Que vaina…….tu si me hiciste sentir abuelo, ! como vas a recordarme ese robusto "electrodomestico" que nos dio gran diversión cuando ahún estabamos adolecentes……claro que cuando salio el VHS lo agarramos de una, pero como muchos por ahí tengo guardadas unas cintas de video en Beta……en este mismo instante salgo a comprar tinte para mi cabello….pues me lo acabas de recordar. punto.

  6. Si hombre, lastima… Neoteo le hubiese sacada más jugo a todas las tecnologías olvidadas que mencionó Kinoto y Sanla, digo, para hacer más divertido y más nostalgico el tema, pero si, me gusto, gracias Neoteo, buenos recuerdos esos…

    Ya me estoy haciendo viejo !!! y apenas tengo 27…

  7. Yo sigo teniendo dos MiniDisc. Uno lo uso casi a diario (sobremesa) y el otro es un walkman qu eno he usado casi nada.

    Sobre AdLib… yo soñaba con tener una para jugar al Secret Weapons of the Luftwaffe, como también soñaba con tener una gráfica Wodoo.

    Sobre los Zip, solo los usé en contadas ocasiones en la Universidad

    • Gracias por recordar aquellos aparatos que usaba mi papá, tiene dos miniDisk: uno lo utilizamos como pisapapel o como adorno y el otro lo desguazé para sacarle el motor(que consume muy poca corriente). B)

  8. aaaah que buenos recuerdos… una segunda, tercera y cuarta parte serian bienvenidas, igual de antiguas para los nostalgicos (por no decir viejos xD).

  9. Aaaaaaaaaah! Malditos discos Zip! Les confie mi vida, mi musica, mis fotos y mis respaldo de trabajos cuando cursaba el bachillerato (preparatoria o high school, como sea que lo conozcan) y me clavaron la daga por la espalda con ese clic de la muerte, risas nerviosas y lagrimas sordas fueron parte del drama que me trajeron estos dispositivos de almacenamiento.

  10. Aca en el DF (centro) todavia se encuantra mucho el minidisc y todavia se vende jijijijijijiji no se si eso signifique que estamos atrasados en tecnologia, aunque tambien se puede encontrar lo mas novedoso, ciao.

    • Personalmente a mi me gusta mucho la idea de tener un medio optico de almacenamiento regrabable y que no se raye, en eso el minidisc supera a los CDs y DVDs debido a su sistema de cajita al estilo diskette, me gustaria la idea de un minidisc HD para respaldar informacion, esa si era una buena inversión, y conozco una emisora local que almacena las placas publicitarias en minidisc y tienen una gran base de datos inmortalizada, porque suenan muy bien hasta el dia de hoy…

  11. Yo siempre quise una Voodoo, pero no, como no trabajaba tenía que conformarme con lo que mi papá podía comprar y me lleve 3 años con una SIS 6326, la maldita era integrada y tenia la fabulosa cantidad de 8 Mb de memoria, eso si lo que pude jugar ahí como lo disfrute (RE2, Street Fighter Zero 2 de PC, etc), nunca pude emular el N64 :P, ah que tiempos aquellos con 8Gb de HD, 32 de Ram y módem de 56k.

  12. 3DFX nos dejo una tecnologia genial que cedio a Nvidia cdo fu adquirida, el famoso SLI surgio en 3DFX y estaba presente en las Voodoo 5, en la cual coexistian dos chipsets de video enlazados de esta manera algo similar al Crossfire de las Ati 4850 x2 / 4870 x2.

  13. SObre el minidisc se equivocan, pues en Japon es muy usado , tanto asi que alla no se usan casettes por ser el minidisc mas confiable y de mejor calidad de grabacion, por lo que no es una tecnologia olvidada pues en Japon donde lo crearon sigue muy bien en ventas, sino investiguen mas al respecto o dense una vuelta como yo logre hacer y pude constatar aquello.

  14. ¡Que fuerte! Yo tengo ese mismo modelo de modem de US Ronotics. Mi padre me lo dejo comprar por aprovarlas todas para el verano. De la pelea Adlib/Soundblaster aun me acuerdo (horror) Aun tengo mi 3DFX 1, que teniA un cable que iva de la tarjeta grafica normal a la 3D. Ver el Jedi Knight y el Shadows of the Empire era insuperable, y traia una demo para caminar por dentro de un castillo ¡Alucinante!
    La unica unidad Zip que vi en mi vida fue una ue trajo un amigo a casa para copiarnos el Tomb Raider. Jo, que recuerdos….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Dyson: Un juego de estrategia para meditar

Población mundial: 7.000 millones para 2011