in

Command & Conquer: Red Alert 3

Seguramente recordarás la serie Command & Conquer. Fue muy popular allí por los noventa. Bueno, recientemente salió al mercado la tercera entrega de C&C: Red Alert, el hermano menor de la saga Command & Conquer. ¿Qué trae? Acción a un paso veloz, con muchas unidades ridículas y videos con estrellas de cine actuando de la manera más exagerada posible. ¡Ah! y muchas chicas en pantalones muy cortos.

La serie Command & Conquer redefinió un género en sus comienzos, pero a la hora de hacer una encuesta, la gente seguramente preferiría a su hermano menor, Red Alert. Esta serie en vez de intentar tomarse seriamente, tira todo por la ventana y entrega la experiencia más ridícula posible. De todas maneras, quien recuerde los Red Alert anteriores seguramente notará que esta tercera entrega es aún más ridícula que las originales, pero la industria se viene tomando tan en serio últimamente, que algo así de liviano no viene nada mal.

Sí, queremos jugar Red Alert 3... o ver a las chicas, da igual.

Esta tercera entrega de Red Alert (franquicia previamente en manos de Westwood y ahora en las de EA) es aún más ridícula que las anteriores. El primero transcurría en un universo paralelo creado por Albert Einstein intentando evitar los horrores de la Segunda Guerra Mundial. El físico viaja en el tiempo y al estrechar la mano de un joven Hitler lo borra de la historia. Pero al no haber limites para Rusia (los nazis nunca existieron), la Unión Soviética guiada por Stalin creció y se convirtió en la nueva amenaza. Luego, el segundo juego seguiría la misma línea histórica. Sin embargo, el tercero cuenta de cómo los soviéticos viajan en el tiempo para asesinar a Einstein, quien creó muchas armas de alta tecnología para los aliados. Una vez borrado Einstein de la historia los soviéticos regresan al presente solo para ver nacer una nueva amenaza, el Imperio del Sol Naciente. Eso nos enseña a no tomar a la ligera el espacio continuo. ¡Doc Brown tenía razón!

Estas tres facciones tienen una campaña propia cada una y las tres son de muy buena calidad. A la vez las tres facciones son muy variadas y juegan de una manera muy particular, así que siempre encontrarás algo diferente. Es cierto que las diferencias no son dramáticas, pero los pequeños detalles hacen que cada una se sienta fresca y diferente. Por ejemplo, mientras que los aliados son más rápidos y se respaldan mucho en la tecnología, los soviéticos son más lentos y fuertes. La nueva facción tiene menos unidades que las otras dos, pero cada una puede transformarse en dos estados diferentes.

Aunque este Red Alert es un poco más lento que los anteriores, las batallas siguen siendo tan explosivas como siempre y no dan cuartel. Esto es respaldado por los hermosos colores que presenta, en unos gráficos que, aunque no están mal, en ocasiones denotan su vejez. Se nota que la ridiculez general del juego fue hecha adrede, ya que las nuevas unidades son tan exageradas como las actuaciones de los actores. Entre las tres facciones hay unidades como robots gigantes,  ninjas robóticos, helicópteros que encojen a los enemigos y osos, sí osos, que muerden muy fuerte.

A pesar del paso de los años, sigue siendo el Command & Conquer que tanto queríamos.

Las campañas como bien dijimos son divertidas y variadas por lo general y también incluyen una importante adición. Todas las misiones están pensadas para ser jugadas por dos jugadores. Eso da lugar a poder jugar junto a un compañero. En caso de que seas un horrendo ser humano (como nosotros) y no tengas amigos, la Inteligencia Artificial tomará ese lugar. El nivel de la IA es bastante bueno, pero para que no se ponga a hacer cualquier cosa puedes darle órdenes básicas que sigue al pie de la letra. Aunque es una adición más que agradecida, en ocasiones dos personas que juegan muy bien puede ser demasiado hasta para la dificultad más alta. Tal vez deberían lanzar un parche para balancearlo.

A diferencia de otros Red Alert, esta tercera entrega le da bastante importancia al aspecto naval de las batallas. Puedes hacer muchas más unidades acuáticas y también crear tus edificaciones sobre el agua, lejos del alcance de otras unidades enemigas. De todos modos, hay muchas unidades anfibias, así que no creas que puedes salvar a tus soldados subiéndolos a un botecito.

Lamentablemente no hay muchos más cambios que esos. Como en los viejos Command & Conquer, te pasaras la primera parte juntando recursos y creando estructuras, para luego crear unidades y batallar hasta la muerte con el enemigo. No es que sea algo malo, pero por más bueno que sea batallar hasta la muerte, el concepto se está quedando un poco en el tiempo.

Graficamente lo que más se destaca es el agua. No solo por lo bien que se ve, sino por los efectos.

Un detalle que siempre caracterizó a la saga Command & Conquer y de la que Red Alert siempre se benefició, son las cutscenes actuadas por personas reales. Y aunque con la última entrega, Tiberium Wars, se dieron el gusto de agregar “buenos” actores, sin duda el elenco de Red Alert 3 es impensable. Son muchos como para mencionarlos todos, pero con decir que entre ellos se encuentran Tim Curry, J.K. Simmons, Jonathan Pryce, Peter Stormare y George Takei (Sulu de Star Trek) es mucho decir. Además de varias femmes fatales como Gemma Atkinson, Jenny McCarthy y Gina Carano. Un gran reparto para una gran cantidad de escenas repletas de diálogos ridículos. Sin embargo, no nos vamos a engañar, ya que las disfrutamos de principio a fin.

Una vez que hayas terminado con las tres extensas campañas, Red Alert 3 no termina ahí. Ya que tienes el modo Skirmish y el multijugador para seguir disfrutando. Mientras que el Skirmish sigue siendo como siempre y te deja editar a tu gusto la misión que jugarás, el modo multijugador que puede ser jugado cooperativo durante toda la campaña o un Skirmish con muchos amigos, en una gran cantidad de mapas diferentes.

Aunque se están desarrollando versiones tanto para Xbox 360 y PlayStation 3, la única disponible actualmente es la de PC y puedes comprarla por €45,95. Un precio… ¿razonable? Todo depende de cuán fanático seas de la serie o cuántas ganas tengas de jugar un RTS de la vieja escuela. Porque no hay mucho más que eso en Red Alert 3.

Muchos de los escenarios son muy coloridos, mucho más llamativos que el resto de los C&C

¿Qué se puede decir? Sigue siendo el viejo Command & Conquer: Red Alert que tanto nos gusta. Y aunque eso no es para nada malo, la falta de innovación está empezando a pesarle no importa cuánto bagaje tenga. Así que si buscas innovación en el género, esto no es lo que buscas. Pero si tienes ganas de volver a jugar un RTS hecho y derecho que no traerá nada nuevo a la mesa pero te hará pasar varias horas de entretenimiento puro, Red Alert es para ti.

Conclusión: El mismo Red Alert que tanto nos gusta con pequeños cambios en la jugabilidad, una interesante actualización gráfica y algunas innovaciones en el apartado multijugador.

Puntaje: 81%

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

3 Comments

Leave a Reply
  1. Pues es RTS…. no hay mucho que decir, salvo la GRAN actualizacion grafica, y siempre las historias de red alert son alocadas y es por lo que ha tenido exito esta seria (a mi parecer…) pero pues ya probare esta entrega… ¿alguien sabe cuando estara disponible en latinoamerica?
    Lo unico que NO me gusto fue que el audio (efectos) son IDENTICOS a los de red alert 2 (pongan atencion a los gritos de los soldados, son identicos) pero pues ya que… ya esta al mercado… veremos si la civilizacion del sol naciente es igual o mejor que la de YURI (…)

  2. ooo,, que bien ,, afin otro juego de mi serie favorita,, yo cresi con esto snif, ,,, tengo los discos originales de cuanto estava win 95 jajaaja,…. gracias neoteo , si no es x ustedes me entera hasta que lo tenga mi vesino XD:.. de paso encontre un linck , para descargarlo de un torren ,,pero no se si dejan colocarlo aqui ,, x eso no lo puse,,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TotalFix ¿Nunca más un película a medias?

Juice: Exprime el poder de Firefox 3