in

d7: Herramienta avanzada para reparación y mantenimiento


Si hay algo que hemos aprendido con el paso de los años es que Windows siempre encuentra alguna forma de dañarse. En muchas ocasiones, el proceso de restauración puede ser tan largo que termina siendo más productivo realizar una reinstalación completa, pero siempre hay que considerar otras alternativas antes de llegar a eso. Una de esas alternativas es d7, un software de reparación y mantenimiento con una gran cantidad de opciones, algunas de ellas muy delicadas, que requieren un ojo entrenado.

La instalación de Windows 7 en mi sistema principal tiene exactamente 906 días. Esto no sólo me dice que Windows 7 lleva un buen tiempo entre nosotros, sino que también expone un proceso de mantenimiento “casi paranoico”, el cual puede llevar a un sistema mucho más lejos de lo esperado. Por supuesto, comprendo que no todos tienen el tiempo y/o el conocimiento para poner esto en práctica, pero lo mismo sucede a la hora de respaldar información, por lo tanto, siempre va a ser beneficioso ensuciarse un poco las manos por anticipado cuando se trata de mantener a Windows en una pieza.

Aunque siempre he tomado con pinzas a las llamadas “soluciones todo en uno” para dar mantenimiento, d7 se presenta como una opción diferente. Si bien posee algunas funciones automatizadas, en la gran mayoría de los casos requiere la intervención directa del usuario. Esto hace que d7 se convierta en una aplicación no recomendada para principiantes, y no es una exageración: Algunos de sus elementos pueden dañar el sistema operativo si son activados de forma incorrecta. Por otro lado, la flexibilidad de d7 es enorme. Desde limpieza de malware hasta reparación de Windows, pruebas de audio y vídeo, restauración de conectividad y aplicación de tweaks básicos, todo está allí.

También es cierto es que d7 no está completamente libre de problemas. Por un lado, encontré algunos detalles de estabilidad que llevaron al reinicio de la aplicación. Después hay una importante cantidad de ítems que carecen de descripción, aunque eso no es algo tan grave si tenemos en cuenta que d7 debería ser manejado por expertos. Sin embargo, creo que el punto más cuestionable es que su “versión gratuita” es en realidad un trial con 200 usos, y desde cierto punto de vista, d7 sólo asume el rol de lanzador para software externo (CCleaner y varias aplicaciones de Nirsoft, por ejemplo). Si bien d7 cumple con su trabajo y merece ser puesto a prueba, estoy convencido de que cada usuario avanzado allí afuera ya tiene formado su “paquete de aplicaciones” a la hora de realizar mantenimiento sobre un ordenador.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Yahoo! buscará comprar a Hulu

Descarga actualizaciones con Windows Hotfix Downloader