La «Fuerza T»: Los «cazadores» de tecnología nazi

Y los primeros soldados de la Guerra Fría

Fuerza T

Al final de la Segunda Guerra, la carrera de los aliados por llegar a Alemania se desarrolló en varios niveles. Uno de los más interesantes y misteriosos fue el de la adquisición de tecnología, documentos, «recursos intelectuales», infraestructura, y material relacionado a proyectos especiales aprobados por el nazismo. La Fuerza T estuvo a la vanguardia de esas operaciones, que dicho sea de paso fueron bastante controvertidas, y no se limitaron a tiempos de guerra…



La Operación Overlord marcó el inicio del avance en Europa occidental sobre las posiciones de la Alemania nazi. Los aliados estaban muy interesados en los desarrollos técnicos y militares del enemigo, que ya habían demostrado avances notables. Las bombas voladoras V-1 y los cohetes V-2 eran los premios más buscados, pero el objetivo principal iba mucho más allá de la cohetería. Eso dio lugar a la formación de la llamada Fuerza T, un escuadrón compuesto en su punto máximo por 3.000 elementos de origen británico y estadounidense, incluyendo infantería ligera e ingenieros de combate.


Fuerza T
Miembros de la Fuerza T (5to. Batallón) en Kiel, el 8 de mayo de 1945. Los soldados tomaron la ciudad tres días antes.


Fuerza T
Miembros de la Fuerza T en un Panther alemán capturado


Además de tomar el control de objetivos científicos y tecnológicos (con especial énfasis en el programa nuclear alemán), la Fuerza T tenía una lista precisa de prioridades. Por un lado, debía proteger a lo que era considerado en aquel entonces «infraestructura crítica» para las fuerzas aliadas en el proceso de ocupación y reconstrucción de Alemania (un buen ejemplo de esa infraestructura era el sistema telefónico). Otras acciones de alto perfil fueron las extracciones de «recursos intelectuales» del territorio, con el plan de hacer menos competitiva a Alemania a nivel político y económico.

Esta era una de las órdenes más controvertidas de la Fuerza T, ya que incluso recurrieron al secuestro de científicos e industriales alemanes durante y después del conflicto armado, con una mecánica similar a la de la Gestapo (gente retirada de sus hogares por la noche, como virtuales prisioneros de guerra).


Retiro de equipamiento de una fábrica en Colonia, marzo de 1945


La «Walterwerke» del ingeniero Hellmuth Walter, capturada por la Fuerza T en Kiel


Esas «evacuaciones obligatorias» servían a un propósito adicional, que en su principio no fue reconocido: Alejar a estos recursos de los soviéticos. Todo debía ser retirado antes de la llegada de las tropas rojas, y en caso de no ser posible, la Fuerza T tenía la orden de destruirlo. En mayo de 1945, la Fuerza T tomó Kiel, ingresando «por error» en territorio originalmente designado para conquista por parte del Ejército Rojo, pero eso ayudó a reducir el área de influencia soviética y bloquear su acceso al puerto de agua templada.

También hay historias sobre miembros de la Fuerza T convenciendo a soldados rusos para que entreguen tecnología capturada a puro licor. Desde cierto punto de vista, los integrantes de la Fuerza T se convirtieron en los primeros soldados de la Guerra Fría.

Deja tu voto

15 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 21

Upvotes: 18

Upvotes percentage: 85.714286%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 14.285714%

Lisandro Pardo

One Comment

Deja una respuesta
  1. Algún día el mundo comprenderá la cantidad de mentiras y la manipulación que hubo y que aún hoy existe con respecto a la historia real de la Segunda Guerra, si bien siempre fueron los vencedores los que definen qué , cómo y cuándo sucedieron los hechos, la Segunda Guerra tuvo un impacto profundo en el mundo tal como lo conocemos hoy. Por ende su tergiversación ha resultado crucial para mantener el mundo al estado en que se encuentra hoy. Lo bueno es que aún se puede investigar la verdad y vale el esfuerzo para comprender de una vez que no hay héroes ni villanos y/o que en todo caso, solo hay villanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.