in

Ganadores del “Desafío de Diseño de Coches por Impresión 3D”


Así son las cosas: Mientras que uno sueña con desarrollar carcasas pequeñas y otras piezas de repuesto en una impresora 3D, hay personas que llevan esta tecnología al extremo, creando nada menos que coches enteros. El 3D Printed Car Design Challenge organizado por Local Motors tuvo más de 200 participantes, pero solamente dos diseños resultaron ganadores. Aquí los tienes.

En las últimas horas me vi obligado a improvisar una carcasa para mi nuevo módulo ATmega32u4. Una impresora 3D podría haber solucionado este problema sin mayores sobresaltos. Todo lo que necesito (además de la impresora en sí) es el modelo digital adecuado, y un poco de paciencia. Eso deja en evidencia el potencial gigantesco de las impresoras 3D: Si existe el modelo, y la materia prima está disponible, la impresora hará el resto. Comida y ropa son apenas dos opciones bajo el mismo paraguas. En el pasado hemos hablado sobre casas hechas con impresoras 3D, y por supuesto, coches. La impresión 3D podría sacudir a la industria automotriz hasta sus bases más antiguas, y la mejor parte, es que hay cada vez más gente explorando esa posibilidad.

Strati

¿Recuerdan al Rally Fighter y el vehículo militar XCV2 de DARPA? Ambos proyectos tienen un nombre en común: Local Motors. Esta misma empresa organizó el primer Desafío de Diseño de Coches por Impresión 3D, buscando al mejor concepto para construirlo en la próxima conferencia IMTS, que se llevará a cabo en septiembre. La página oficial reporta como participantes a 206 diseños provenientes de todo el globo, y los ganadores principales son dos. El primero, en ruta directa al IMTS, es el Strati, un buggy biplaza cuyo chasis puede ser impreso como una pieza única, mientras que los asientos, también impresos, se reemplazan fácilmente. El otro ganador, que aparentemente recibió una gran cantidad de votos, es el ISF, o Internal Strut Frame. También con espacio para dos personas, el ISF apela al concepto de chasis abierto, lo que le da una apariencia espectacular.

ISF

Ahora, no hay ninguna duda de que Local Motors tiene las manos llenas con estos diseños. Imprimir un coche no sólo debería reducir el costo final de cada unidad, sino también simplificar su desarrollo. Preparar a un prototipo puede tomar años con los métodos tradicionales, pero si agregamos una impresora 3D a la ecuación, la demora se ubica por debajo de los seis meses. Definitivamente necesitamos ver al Strati circulando, no importa si es bajo un entorno controlado. La impresión 3D ha llegado para quedarse, y los coches del futuro no pueden ignorar esto.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Desktop Patrol: Controla y limita el uso del ordenador

Control VR: Guantes de control por gestos en realidad virtual