in

Impossible Instant Lab: Transforma tu iPhone en una Polaroid digital

Esperar con entusiasmo a recibir el sobre con las fotografías reveladas y mirar dentro para ver cuántas “habían salido”, cuántas habían salido mal, cuántas se velaron y cuánto nos iba a costar el revelado de esas 36 fotos. La escena de los 90’s anterior no se aplicaba si tenías una Polaroid, pues la visualización y tangibilidad de la foto era instantánea. Pero las cosas cambiaron y la fotografía digital reemplazó a estas formas de tener contacto con tus imágenes. Con la Impossible Instant Lab, los mundos vuelven a colisionar para presentarte una forma de transformar tu iPhone en una Polaroid digital para revelar imágenes al instante y con el efecto de antaño.

Lejos de la blasfemia fotográfica que implican las tomas en picado de escotes y caras de pato en los toilettes del mundo, cuando la fotografía fue instantánea por primera vez no había memorias SD ni zooms digitales. Había sí una marca que fundió su nombre en el formato de fotografías que lograba. Por la excentricidad en el diseño, por la particular estética de sus fotografías y por la posibilidad de llevar un laboratorio de captura y revelado de películas al cuello, la Polaroid es todavía un objeto de culto en una era en donde no hay que agitar celuloide antes de revelar inmediatamente que tan bien enfocamos. Lo instantáneo se refiere a la visualización, pero no a la experiencia física del objeto fotografía y hay que hacer mediar un ordenador para imprimir las imágenes que tomas, por ejemplo, con tu smartphone. Bueno, eso era hasta hoy.

El Impossible Instant Lab es un proyecto que desembarcó en Kickstarter y está diseñado para transformar cualquier imagen digital tomada a través de tu iPhone en una foto instantánea que se expone utilizando sólo la luz de la pantalla y luego se procesa y desarrolla por la acción de los químicos. Luego de colocarle todo el sistema plástico colapsable encima a tu teléfono y una cámara símil Polaroid, sólo tienes que seleccionar una imagen que hayas tomado con la aplicación de Impossible Instant Lab y abrir el obturador en el aparato. Luego de que una señal de la indique que ha terminado el trabajo de captura, tendrás que cerrar el obturador y presionar un botón para que la Impossible te revele la fotografía instantánea.  Así de fácil parece ser el proceso y la verdad es que se ve bastante bien si tomamos en cuenta que el aparato aparece sólo cuando se tiene que revelar la imagen y no es que hay que tomar la imagen con él conectado.

Entre sus especificaciones encontramos que las medidas de esta transformación de tu iPhone en una Polaroid digital son de 148 mm de largo,111m de ancho y 62mm de alto. Expandido para capturar, el Impossible asciende a los 176mm. La excelente idea es completamente apreciable en la presentación en Kickstarter, y salvo por la terriblemente empalagosa y bizarra escena de casi al final del video, la creatividad de los desarrolladores ha explotado por el buen camino. La cámara está pidiendo sus últimos 4 dólares de los 250.000 que pedían para empezar el proyecto, pero como faltan 26 días para que termine, esta puede ser uno de esos artículos épicos de Kickstarter ya que te puedes asegurar de una asumiendo un “compromiso” de 189 dólares con Impossible Instant Lab.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

7 Comments

Leave a Reply
  1. No me gusta. Es extremadamente grade, y tranquilamente se podría hacer mas pequeño si la imagen se transmitiera por bluetooth, o ya que va ser solo para iphone puede hacerse una aplicación y transmitirlo inalámbricamente o conectando la base. No entiendo que estando en el 2012 se les haya ocurrido que la mejor forma sea sacando una foto a la pantalla.

  2. El proyecto no me pareció ni muy creativo ni muy práctico. Lamentablemente está dirigido a un público consumidor de una marca en específico, que no es la que más cantidad de dispositivos tiene en el mercado.

    En el artículo se habla de que para imprimir una foto que tenemos en formato digital necesitamos una computadora de por medio, en este caso necesitamos este extraño aparato, y además de tener los insumos necesarios, como los cartuchos con fotos de revelado instantáneo. Más práctico hubiese sido realizar una impresora, supongamos, de inyección de tinta, con las dimensiones de una foto Polaroid, en la cual tendremos unos insumos más accesibles tanto en precio como en disponibilidad. O bien también, se hubiese podido hacer una impresora digital que directamente imprima sobre los consumibles Polaroid, y que fuera accesible a cualquier SmartPhone

  3. Casi lo olvido, ni hablar si tienes una raya en la pantalla, o no has limpiado debidamente la misma antes de realizar la impresión de la foto. A estas alturas con la tecnología que hay, me parece una mala idea imprimir una foto desde la pantalla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AlphaDog: El perro robot aprendió un nuevo truco (vídeo)

Microsoft quiere patentar la nueva generación de videojuegos inmersivos