in

Inicia un fuego con tu móvil (supervivencia)


Trucos para alargar la vida de tus baterías.

En los momentos de crisis es donde se demuestra la inventiva, la creatividad y la capacidad de salir de situaciones difíciles. Por ejemplo, en caso de que quedes varado en medio de la nada -sin fósforos, ni mechero- y necesites encender fuego para cocinar o espantar las fieras salvajes, puedes echar mano a tu celular. ¿Que no? Pues lee esto.

El vídeo que te mostraremos tiene un vago tufillo a series del siglo pasado, como “Mc Gyver” o “Misión Imposible”. Sin embargo, el truco funciona. Se trata de encender fuego aprovechando algo que tengamos encima como, por ejemplo, la ubicua batería de nuestro teléfono móvil. En un mundo donde existen países en que hay mayor cantidad de teléfonos móviles que habitantes, es muy probable que cuando alguna emergencia te pille sin fósforos y necesites hacer fuego, tengas uno de estos dispositivos a mano.

El principio es sencillo, y muy bien conocido: cuando haces circular una corriente eléctrica por un conductor, las cargas encuentran una cierta dificultad al atravesarlo, debido a su resistencia eléctrica. Todos los materiales (salvo algunos superconductores) tienen esta característica, y el paso de la corriente eléctrica a través de un material resistivo produce calor. La magnitud de la temperatura que puede alcanzar el conductor depende de varios factores, entre ellos de la intensidad de la corriente empleada y de la propia resistencia del material.

En el vídeo se emplea un trozo de lana de acero, del mismo tipo que se utiliza para limpiar cacharros en la cocina, al que se le da la forma adecuada “amasándolo” entre los dedos. La lana de acero está formada por una enorme cantidad de hebras sumamente delgadas (de hecho, mucho más delgadas que un cabello). A pesar de que el metal es un buen conductor, cuando su diámetro es tan pequeño presenta una gran dificultad para la circulación de cargas eléctricas, porque el valor de su resistencia depende, entre otras cosas, de su sección. A pesar de que nuestros ojos ven un grueso “cable” de lana de acero, en realidad se trata de una pequeña red de filamentos muy delgados  apiñados entre sí, cuya mayor parte está compuesta por aire. Eso es lo que explica cómo, aun siendo de acero, un rollo de este material es tan liviano.

Así las cosas, si hacemos un cortocircuito entre los terminales positivos y negativos de una batería de un teléfono móvil (o de cualquier otro gadget) con un trozo de lana de acero, se establecerá una corriente eléctrica más o menos alta a través del puente. Los delgados filamentos de acero comenzarán a calentarse, y si la carga de la batería es suficiente, se pondrán al rojo vivo y eventualmente llegarán a fundirse. Dado que el acero se funde por encima de los 1000 grados centígrados, es bastante probable que pueda encender papeles o pequeñas ramitas. Ya tenemos fuego, así que las fieras se mantendrán lejos durante la noche.

Por supuesto, el sistema tiene una gran pega: a pesar de que casi todos vivimos con un teléfono móvil dentro de uno de nuestros bolsillos, son muy (!pero muy!) pocos los que van por la vida con un rollo de lana de acero encima. Alguien podrá decir “bueno tío, si vas a andar por algún terreno inhóspito, mete un rollo de esos entre tus cosas”. Pero, puestos en esas, seguramente sería mas practico, seguro y efectivo coger una caja de cerillas.

CUIDADO: Algunos tipos de baterías tienen la mala costumbre de explotar.

Existe otro aspecto “interesante” en este truco, y es que a las baterías no les hace mucha gracia que se cortocircuiten sus terminales alegremente. Están diseñadas para entregar una determinada cantidad de corriente por unidad de tiempo y, al hacer un puente con lana de acero o con lo que sea, puede excederse este límite y comenzar a calentarse. Si las cosas se van de las manos, por ejemplo si la resistencia que presenta el conductor utilizado es muy baja, algunos tipos de baterías tienen  la mala costumbre de explotar. De hecho, esto se suele indicar con frecuencia en su paquete. Por lo tanto, nuestro consejo es que si bien puedes prender fuego de esta manera, es mucho más sencillo y seguro hacerlo con una caja de cerillas. Y si te quieres complicar la vida, frota dos palitos. ¡Amén!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply
  1. ¿Y como pides auxilio por tu teléfono si lo haces estallar? 😀
    Interesante, aunque no creo que muy práctico (como ustedes dicen)

  2. ps nada mas los frotas con un alambrito las terminales y esto soltara una chispa en una de las 2 terminales y eso si tienes un coche con combustible a la mano puedes prednder fuego 😉

  3. y si sencillamente enciedes tu zippo? xD
    se preguntaran no pero y si no llevo encendedor, pues sencillamente tampoco vas a llevar contigo lana de acero, estoy de acuerdo con el autor del articulo "seguramente sería mas practico, seguro y efectivo coger una caja de cerillas" salu2

    • Jajajaja me quitaste las palabras de la boca, bueno en este caso de mis dedos jajaja, Por dios que estupidez, es mas fácil que lleve un encendedor que la lana de acero xDDDDDDDDDD

  4. Las baterías de Litio se dañan al hacer un cortocircuito, por eso casi todas incluyen limitadores de corriente en el interior, pero si tienes la mala suerte de tener una sin limitador, por ejemplo si compraste una batería China de bajo coste, lo más probable es que la dañes para siempre o que te explote.

    Supongo que con baterías ni-mh se podrá hacer sin mucho riesgo, pero no deben quedar muchos teléfonos que las usen.

  5. Lo mejor sera usar el terminal para llamar a emergencias y que te vengan a buscar.

    Y lo mismo sirve para sobrevivir que para crear una bomba no? no deis ideas que la gente esta muy loca.

  6. Je je je! Pues la cosa no va así… Osea, ¿este tio tiene su lanita de acero y encima tiene también un material especial que, una vez prendido con fuego, no se apaga ni mojado?

    Menuda historia… a todo esto, mejor te llevas tu zippo o una caja de fósforos y asunto arreglado. :p

  7. Dios mio, pensaba que los que leíamos esta WEB eramos freaks de las nuevas tecnologías, pero ahora resulta que todos sois de la congregación de boyscouts: "Seguidores de chucknorris de nuestra señora santa patada y todas las survivals"!!! 😀 😀 😀

    Lo de la piedra de magnesio me ha llegado al alma, yo me estoy planteando llevar encima el cuchillo rambo, espero que el detector de metales del trabajo no pite mucho!!! 😀 😀 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Asus Eee Keyboard bajo Moblin

Adolescente descubre bacteria que come plástico