in

Intel Optane, o cómo dejar a un SSD mordiendo el polvo


El último Intel Developer Forum nos dejó algunas novedades, comenzando por el ingreso formal del gigante al mercado de la realidad virtual, pero si regresamos un poco a lo que pasa «dentro» de nuestros ordenadores, hay ciertos desarrollos que deseamos ver en el escritorio cuanto antes. Uno de ellos es Optane, la próxima generación de SSDs de Intel basada en su tecnología 3D XPoint, que además de ser mil veces más rápida que la NAND tradicional, también es no volátil, lo que podría cambiar para siempre la forma en la que se diseñan PCs.

Imagina un futuro en el que la memoria del sistema y las unidades de almacenamiento no están separadas. Imagina aunque sea por un instante que términos como «RAM», «discos duros» o «SSD» simplemente desaparecen para crear una alternativa tan rápida y avanzada, que sus viejas limitaciones carecen de sentido. En resumen, imagina que un día entras a una tienda y pides un ordenador «con 16 terabytes», sin otras etiquetas. Esos 16 terabytes son RAM y almacenamiento al mismo tiempo, sin pérdida de rendimiento ni incrementos drásticos en su latencia. Hoy parece un sueño… pero no lo es en Intel, que avanza con su trabajo sobre la memoria 3D XPoint. Alta velocidad, retención no volátil de datos, y bajo costo. Intel tiene muchos planes para esta tecnología, y uno de ellos es aplicarla en una nueva serie de SSDs a la que conocemos como Optane.

Intel Optane
Arriba, un Intel DC P3700 de unos mil dólares. Abajo y en negro, el misterioso Optane.

Es cierto que algunas unidades Optane estuvieron presentes en el último Intel Developer Forum. También es cierto que Intel no quiso compartir demasiados detalles, y el acceso para la prensa se limitó a pocas imágenes aisladas (y tomadas sin mucho permiso que digamos). La gente de Micron (que trabaja junto a Intel en el desarrollo de 3D XPoint) reveló un prototipo en el último Flash Memory Summit, el cual se vio invadido por SSDs de capacidades escandalosas, por lo que nos cuesta entender semejante secretismo, pero el genio se va a escapar de la lámpara tarde o temprano. El sistema de prueba, una bestia con 64 gigabytes de memoria DDR4, utilizó al módulo Optane de 140 GB conectado vía PCI Express 3.0 en lo que parece ser 4x, como archivo de intercambio.

Intel Optane
En PCMark Vantage, el prototipo de Optane hace ver al Intel 750 como una tortuga

El «benchmark» fue la renderización de una escena con una duración de siete segundos en SideFX Houdini. Bajo un SSD Intel de la serie 750 (un juguete al que cualquiera le gustaría tener), el proceso de renderización tomó 35 horas, y el CPU permaneció en espera el 70 por ciento de ese tiempo. Cuando Optane entró en juego, el tiempo bajó a diez horas, y el CPU quedó en espera nada más que el 20 por ciento del tiempo. Los números definitivamente están dentro de lo que se esperaba. Durante la «primera mitad» del IDF en Shenzhen, Intel masacró a un SSD en una transferencia de datos con Optane a través de Thunderbolt 3, moviendo dos gigabytes por segundo contra los 300 MB/s del SSD tradicional. Dos cosas son seguras: Queremos que Optane se transforme en mucho más que un módulo de intercambio, y al comienzo tendrá un costo muy superior al de un SSD. Aún así, estaremos esperando.

Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

OpenStreetView: Nueva alternativa abierta a Google Street View

Tor2Web: Explora dominios de la Dark Web sin usar Tor