Judex: La primera película de superhéroes (1914)

Hazte a un lado Thanos, aquí está lo bueno

Judex

Los superhéroes (y supervillanos) conquistaron rápidamente a los formatos de papel con nuevas y frecuentes aventuras, pero si exploramos su desarrollo en el cine, lo cierto es que tardaron varios años en llegar a la pantalla grande. De hecho, el honor de «primera película» de superhéroes no pertenece a ningún personaje estadounidense, sino al vengador francés Judex, creado por Louis Feuillade. Se trata de una serie larga, con 12 capítulos y 300 minutos de duración, y el propio Judex es un personaje complejo, caminando entre el bien y el mal. ¿Suena familiar…?

Un joven ve a su familia arruinada debido a las maquinaciones de un banquero vil y corrupto. El joven jura venganza, y adopta una nueva identidad para llevarla a cabo. Eso es más que suficiente para diseñar a cualquier superhéroe… ¿o por qué no supervillano? El escritor, director y productor francés Louis Feuillade exploró esa posibilidad en dos de sus historias, Fantômas y Les Vampires. El éxito de ambas series fue inmediato, pero Feuillade recibió críticas por «glorificar a criminales» en sus proyectos. A modo de respuesta, Feuillade decidió crear un nuevo personaje compatible con ciertas características heroicas que no son tan obvias en lo inmediato. Un «antihéroe», si se quiere.

El resultado fue Judex, quien tuvo su primera película en el año 1914, pero el impacto de la Primera Guerra retrasó su estreno hasta diciembre de 1916. La identidad secreta de Judex es Jacques de Trémeuse, quien jura venganza contra el banquero Favraux por sus despiadadas acciones, que llevaron al padre de Jacques al suicidio. Por supuesto, las cosas no son tan sencillas para Judex. Por un lado, termina enamorado de la hija de Favraux, la bellísima Jacqueline, y por el otro, debe rescatarla de la criminal conocida como Diana Monti. Cualquiera que se tome la molestia de ver los doce episodios y el prólogo de Judex reconocerá varios aspectos. Es evidente que Judex sirvió como fuente de inspiración para The Shadow, que llegó a la radio y al formato cómic 16 años después, e incluso para el propio Batman. A su vez, sería una locura negar que Judex tomó algunas cosas prestadas de El Conde de Monte Cristo.

Judex tuvo una secuela directa en 1917-18, pero hoy se la considera una película perdida, de la cual no sobrevivió ni un solo cuadro. La primera remake llegó en el año 1934, y la segunda en 1963, con el actor estadounidense Channing Pollock en el papel de Judex. Las dos novelas originales de Judex estuvieron a cargo del propio Feuillade y del escritor Arthur Bernède, publicadas en 1917 y 1919 respectivamente. Sería un poco injusto decir que Judex terminó olvidado por el público, pero no quedan dudas que la mecánica del «vengador-vigilante-con-identidad-doble-que-lucha-contra-el-mal-a-su-modo» terminó saturada en tiempo récord, y una nueva ola de personajes mucho más atractivos mandaron a Judex al fondo del barril. Aún así, él fue el primero en la pantalla, y eso no se lo quita nadie.

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 5

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Lisandro Pardo

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.