in

K-Type: Teclado mecánico RGB open source

Puede ser programado y personalizado a gusto


La locura por los teclados mecánicos dio lugar a un mercado extremadamente exigente, que debe adaptarse a las demandas de consumidores dispuestos a invertir cientos de dólares en un periférico que a decir verdad fue ignorado por la gran mayoría de las compañías. De hecho, las ofertas oficiales no son suficientes, y quienes desean mucho más de un teclado mecánico prefieren seguir la ruta del DIY, o esperar a que aparezca una alternativa como el K-Type, con retroiluminación RGB, múltiples capas de programación, interruptores removibles, y un diseño general open source.

Una de las primeras cosas que una compañía interesada en ingresar al mercado de los teclados mecánicos debe entender es que no alcanza con colocar luces RGB y decir que se trata de un «teclado gamer». Tampoco es buena idea apelar a frases como «sensación mecánica» o «membrana semi-mecánica». Esos teclados no son mecánicos, y los usuarios lo saben bien. A decir verdad, el conocimiento acumulado de la comunidad es gigantesco, y no me refiero solamente a sugerir un interruptor por encima de otro. En lo personal he visto proyectos orientados a resucitar viejos teclados mecánicos que no se fabrican desde hace 30 o 35 años, o diseños construidos desde cero, con matrices personalizadas y un alto nivel de flexibilidad. Así llegamos al K-Type, producido por la gente de Input Club.

Puro RGB, con una gran variedad de patrones

Lo que estamos viendo aquí es un teclado tenkeyless con carcasa de aluminio, retroiluminación RGB de 16.8 millones de colores, un firmware programable con múltiples capas que soportan macros y atajos específicos, rollover infinito (N-Key), y dos tipos de interruptores especialmente diseñados. El primero es Halo True, que busca imitar las propiedades del interruptor capacitivo Topre, y el segundo es Halo Clear, una variante optimizada de los clásicos Cherry MX Clear. Ambos cuentan con montura MX, lo que habilita el uso de teclas con perfiles y diseños alternativos, pero también existe la posibilidad de reemplazar los interruptores por completo sin tener que soldar, gracias a la compatibilidad hot swap en el PCB.

Puedes reemplazar teclas e interruptores, sin soldar

La interfaz principal del K-Type es USB tipo C, algo lógico si tenemos en cuenta a las últimas series de ordenadores. En lo personal creo que hubiera sido mejor apostar a una mayor compatibilidad con un USB tradicional, pero al menos incluye un cable adaptador. ¿Cuánto vale este teclado? Ya sea por Massdrop o en su campaña de Kickstarter, el precio es de 200 dólares, más otros 18 dólares en concepto de envío. Si todo sale bien, las primeras entregas se harán en diciembre.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Curso de Raspberry Pi para principiantes

Blasphemous: Un oscuro y brutal juego de plataformas 2D