in

Las descargas de juegos, ¿contaminan más que el disco Blu-ray?


Desde hace un tiempo se está tratando de medir el impacto ambiental de ciertas actividades en la Web, comenzando por las descargas. En teoría, al obtener juegos sin un medio físico, se reduce el uso de materiales como plástico y papel. Sin embargo, un largo y complejo estudio publicado en el Journal of Industrial Ecology indica que la descarga genera más de emisiones de CO2 que su equivalente almacenado y distribuido en Blu-ray.

Descargar información es cosa de todos los días, aún si la acción no es del todo evidente. Ver un vídeo en YouTube equivale a una descarga, a pesar de que lo llamamos streaming. Lo mismo sucede al escuchar música en línea, o ver una galería de imágenes. Los juegos provenientes de servicios en la nube tampoco son la excepción. Con las últimas generaciones de consolas a nuestra disposición, la distribución de juegos vía Web se ha disparado. El problema está en que los juegos son cada vez más grandes. Hoy no debería sorprender a ningún entusiasta de los videojuegos la necesidad de esperar a una descarga de diez o doce gigabytes en promedio. La existencia de juegos más complejos incrementa el consumo de energía asociado a su descarga, simplemente porque tarda más. La pregunta es: ¿Cuáles son las consecuencias de ese incremento?

Discos Blu-ray

Si obedecemos a un reciente estudio publicado en el Journal of Industrial Ecology, bajo el ala de la Universidad de Yale, las descargas de gran tamaño son más perjudiciales para el medio ambiente que desplazarse hasta una tienda y obtener una copia física en un disco Blu-ray. El estudio toma como referencia al sistema de distribución de la PlayStation 3 en el Reino Unido, descargando un juego de 8.8 gigabytes, con datos de 2010. Aunque serán necesarios más estudios para confirmar si la tendencia se mantiene en los próximos años, los números indican hasta aquí que un disco Blu-ray con un juego de ese tamaño genera 20.82 kilogramos de dióxido de carbono, mientras que la descarga se eleva a 27.53 kilogramos. El estudio entrega una impresionante cantidad de información, y al medir las emisiones, los responsables han tenido en cuenta factores como el transporte, los materiales y el tiempo de juego en el caso de los discos Blu-ray.

A pesar de todo… tenemos dudas, y son razonables. El artículo menciona que las emisiones de carbono en los discos Blu-ray dependen mucho de la energía consumida al momento de ir a buscarlos. Si el jugador utiliza transporte público, una bicicleta, o incorpora la adquisición a un paseo de compras, el número baja, pero si se desplaza específicamente para ir a comprar el juego, las emisiones son más altas. Otro aspecto a considerar es que la descarga puede no pertenecer exclusivamente al juego. También se asume un “tiempo de vida” promedio de 232 horas para un juego de PS3, lo cual parece exagerado. Sin embargo, la clave está en la introducción del estudio: “Investigar la huella de carbono del ciclo de vida en los juegos de consola”. En otras palabras, los valores de producción y distribución distorsionan el dato que realmente nos interesa, y es la descarga en sí. Apreciamos el esfuerzo, pero el sentido común nos dicta otra cosa.

Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Juegos Online de la Semana (05/09/14)

¿Qué tan fácil es hackear iCloud?