in

Los dantescos desnudos creados por una inteligencia artificial (Galería)

… creo que necesita más entrenamiento


Los expertos están alimentando a sus inteligencias artificiales con cualquier cosa que tengan a la mano. Desde las búsquedas de los usuarios en YouPorn hasta los libros de Harry Potter, es sencillamente imposible predecir los resultados. Las últimas novedades en inteligencia artificial y redes neurales nos llevan al perfil de Twitter de Robbie Barrat, quien decidió entrenar a su red generativa antagónica con miles de desnudos para crear un arte similar…

… entonces, ¿qué tan bien lo hace? Digamos que el erotismo brilla por su ausencia, y las obras de esta red neural son dignas de una lámpara de lava encendida a las cuatro de la mañana. Barrat, que recientemente terminó la escuela y se encuentra en plena pasantía bajo el ala de Nvidia, explicó que a veces las redes caen en una trampa de «mínimos locales», o sea que la red generadora y la red discriminadora se limitan a engañarse mutuamente, sin mejorar los resultados finales. En este caso específico, la red generadora descubrió que puede engañar con cierta facilidad a la red discriminadora usando cúmulos de carne deforme y apariencia aceitosa. ¿Qué opinas? En lo personal, un «hard reset», y que lo intente de nuevo.

#1

#2

#3

#4

#5

#6

#7

#8

#9

#10

#11

#12

#13

Tú puedes crear un post como este ¡Crea un post ahora!

Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply
  1. Pues sinceramente a mí me gustan. Alguno me recuerda a Goya, otros a Dalí, otros a Francis Bacon o a Miró. Son puro surrealismo. En fin, entiendo que pa gustos los colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

192.168.0.1: ¿Por qué esta es la dirección por defecto de tu router?

Cómo sobrevivir a un ataque nuclear