in

GeekyGeeky Thug lifeThug life

Los desafíos de reemplazar la batería en un coche eléctrico

Todo depende del modelo exacto, pero hay margen para ahorrar algunos billetes


Nissan Leaf

Los coches eléctricos han sido (y aún son) presentados como «el futuro» del transporte, con especial énfasis sobre su eficiencia y el consumo cero de combustibles fósiles. Pero más allá de sus virtudes, los coches eléctricos necesitan mantenimiento como cualquier otro vehículo, incluyendo el reemplazo del pack de baterías una vez que su rendimiento llega a valores mínimos. Daniel Öster del portal Dala’s EV Repair nos enseña el proceso en un Nissan Leaf del año 2012, con un upgrade a una batería de un modelo 2017, y algunas modificaciones para que la instalación llegue a buen puerto.


Es una de las situaciones más complejas y exigentes para cualquier dueño de un coche eléctrico: Reemplazar el pack de baterías. Aún recuerdo bien el caso de «scoodidabop» en Imgur, a quien le pidieron 4.400 dólares por cambiar una batería entera, cuando lo único que necesitaba era una limpieza en sus conectores con vinagre y un cepillo. Las baterías no son eternas, y con el paso del tiempo irán perdiendo capacidad, eso sin mencionar a otros factores que podrían afectar su funcionamiento (por ejemplo, el clima).

Por este motivo es que el vídeo publicado por Daniel Öster del portal Dala’s EV Repair es tan interesante: El coche de la compañía, un Nissan Leaf del año 2012, tiene una batería que ha comenzado a sentir el rigor de las batallas diarias, y aunque no se encuentra dañada (de hecho, su reporte de salud indica 75%), definitivamente puede recibir un reemplazo. Daniel se volcó en favor de una batería para un Leaf 2017, por lo que el coche eléctrico dio un «pequeño» salto de 24 kWh a 30 kWh:



Después de desconectar la batería estándar de 12v y retirar las conexiones de alto voltaje (identificadas en color naranja), Daniel enseña el retiro de la enorme batería del Leaf, lo cual requiere herramientas resistentes y de calidad debido a sus 272.5 kilogramos, mientras que la batería de 30 kWh es aún más pesada, con 294 kilogramos. Otro detalle fundamental es el puerto de comunicación para las baterías. En el modelo 2011 el puerto es de 22 pines, y en la nueva versión es de 36 pines. Daniel ofrece un cable convertidor entre ambas generaciones (opción recomendada), pero si la idea es ahorrar dinero, existe la posibilidad de cambiar el conector entero usando el pinout disponible.



Finalmente, Daniel advierte que los usuarios deberán compatibilizar los protectores contra salpicaduras a la nueva batería haciendo agujeros adicionales y modificando los puntos de anclaje en el coche. La última fase es la conexión de un CAN-bridge con el firmware correcto y otros elementos que mejoran el rendimiento eléctrico de los Nissan Leaf. En resumen, el proceso no es nada sencillo, en especial si consideramos el espacio y las herramientas necesarias, pero Daniel logró reducir el costo total de la operación a poco más de 2.100 euros, gracias a la venta del pack anterior.


Fuente: Hackaday


Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Excelentes «Detrás de Escenas» de las películas animadas de Disney (galería)

Caroline Catharina Müller

Enlaces Recomendados de la Semana (N°588)