in

Microsoft podría bloquear juegos piratas y hardware no autorizado con actualizaciones


Lo he dicho antes, y lo volveré a decir: Es como si Microsoft amara las crisis de relaciones públicas. Después de la tormenta que debió atravesar Windows 10 con sus parámetros de privacidad, ahora llega la actualización para el CLUF de los llamados Servicios Microsoft. La prensa especializada rápidamente registró las palabras del punto «b» en la sección 7, donde el gigante de Redmond destaca la posibilidad de enviar y mantener actualizaciones con el objetivo de bloquear «juegos falsificados» y «hardware no autorizado».

Microsoft ha hecho cosas muy buenas a través de su historia. Mantener una comunicación clara y coherente con los usuarios no aparece en esa lista. Hemos visto hasta el hartazgo casos de voceros mal informados, anuncios editados de un día para el otro, y extrañas interpretaciones de palabras sencillas como «ilegal», «legítimo» y «calificado». Este caos quedó expuesto una vez más antes y durante el lanzamiento de Windows 10. Las opciones de privacidad, el criterio utilizado para su activación, el proceso de instalaciones limpias y la compatibilidad de claves (o mejor dicho, su ausencia) son ejemplos contundentes. Por este motivo, varias alarmas se encienden en el mundo de la informática cada vez que Microsoft decide modificar sus términos de uso. La posibilidad de que algo controvertido aparezca es muy grande… ¿y adivinen qué? No nos ha decepcionado.

Microsoft
Una copia del texto en inglés, por si «desaparece»

El llamado Contrato de Servicios Microsoft entró en vigencia el pasado 1 de agosto. De más está decirlo, el texto es enorme, y demanda paciencia incluso entre aquellos con un conocimiento más avanzado sobre leyes. Al final del Contrato podemos ver la lista de servicios alcanzados, y ningún sistema operativo aparece allí. Sin embargo, elementos como Cortana, Skype, Office 365, OneDrive, toda la familia Xbox y los juegos para Windows publicados por Microsoft Studios obedecen al nuevo contrato. La porción de texto que recibió la atención de los medios en las últimas horas se encuentra en el punto «b» de la sección 7, «Actualizaciones de los Servicios o el Software y Cambios en Estos Términos». El punto comienza hablando sobre la posibilidad de comprobar la versión del software utilizado, pero lo llamativo llega después, con Microsoft reservando la acción de «descargar automáticamente en su equipo, sin cargo alguno para usted, actualizaciones del software o modificaciones de los ajustes de configuración para mantener al día, mejorar y continuar desarrollando los Servicios, entre ellas las que le impiden acceder a los Servicios, reproducir juegos falsificados o utilizar dispositivos periféricos con hardware no autorizado.».

Veamos: En el pasado, Microsoft ha bloqueado un gran número de consolas Xbox 360 modificadas para ejecutar juegos piratas. Sus usuarios, completamente ignorantes de la situación, trataron de conectarse a Xbox Live esperando no ser atrapados, y lo único que lograron fue convertir a sus consolas en ladrillos. Ahora, no es descabellado imaginar que la misma política será extendida a la Xbox One, pero la gran pregunta es qué pasa con los ordenadores. Si lo interpreto correctamente, Microsoft podría detectar y noquear en nuestro sistema con Windows 10 instalaciones piratas de juegos como State of Decay, Gears of War y el próximo Rise of the Tomb Raider. Aún más preocupante es el término «hardware no autorizado», ya que no se establece ningún límite sobre él. ¿Teclados? ¿Ratones? ¿Gamepads? ¿Discos externos? En este punto, no tenemos idea. Calculo que habrá una respuesta oficial pronto.

Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Los almacenes robotizados de Amazon

Micro Drone 3.0: Nuevo dron compacto con cámara HD integrada