in

¿Nos espera un futuro de grandes epidemias?

Una nueva investigación, discutida en el Simposio más reciente en el Museo Americano de Historia Natural, pone en evidencia que la endeble salud de los ecosistemas de la Tierra está poniendo nuestra propia salud en peligro.Varias especies se encuentran en declive a causa de cambios en su hábitat como la urbanización, la deforestación y el calentamiento global. Esta pérdida de biodiversidad da lugar a una potencial consecuencia alarmante: la probabilidad de que los animales transmitan a humanos enfermedades como el SIDA, el virus del Nilo Occidental y Ebola más rápido que nunca.

Según el ecologista Richard Ostfeld – del Instituto de Estudios del Ecosistema – la biodiversidad es un gran factor en el surgimiento de enfermedades, y el cambio climático la está afectando. Para un patógeno, adaptarse a una fisiología completamente diferente no es sencillo, pero los hemos estado ayudando a dar el salto a través de transfusiones de sangre, viajes internacionales y el uso de drogas intravenosas. Por otro lado, las enfermedades llegan a nuevos anfitriones a medida que el planeta se calienta. La expansión de temperaturas cálidas extiende el hábitat de organismos que esparcen enfermedades (como los mosquitos) a más altas latitudes y longitudes de lo que ocupaban anteriormente.

Ostfeld ha trabajado en demostrar que las tasas de infección decrecen a medida que aumenta el número de especies. “La biodiversidad puede reducir la transmisión de patógenos entre anfitriones, y por ende proteger nuestra salud” dijo Ostfeld en el Simposio. Se piensa que un virus prospera en áreas de poca variedad de especies porque no hay competencia con otras especies por recursos. Las especies portadoras se vuelven mas abundantes provocando un contacto de mayor frecuencia, esparciendo la enfermedad cuando luchan entre sí. Por ejemplo, el virus del Nilo Occidental, que se esparce por ciertas especies de aves, parece truncarse en áreas de alta diversidad de aves. El virus puede encontrarse con un pato en vez de un cuervo, y siendo el pato un mal portador, el camino del virus llega a su fin. Pero cuando todo lo que existe en un ecosistema es una especie portadora, es más probable que un humano entre en contacto con un animal infectado, aumentado las posibilidades de que el virus salte entre especies.

Nathan Wolfe – profesor de Epidemiología en UCLA y autor en jefe de un estudio realizado por la revista Nature – previene que todavía hay mucho que no se sabe sobre el impacto de la biodiversidad en la transmisión y surgimiento de enfermedades. Wolfe piensa que la pandemia del HIV podría haberse prevenido y está trabajando para prevenir la próxima epidemia. Sus esfuerzos comienzan por identificar cinco estados por los que debe pasar un patógeno que afecta exclusivamente a animales antes de infectar sólo a humanos:

  • Estado 1 – El agente sólo se encuentra en animales: el microbio está presente en animales pero no se detecta en humanos bajo condiciones naturales.
  • Estado 2 – Infección Primaria: Los patógenos animales se transmiten a humanos como una infección primaria que no es contagiosa. Por ejemplo, rabia y virus del Nilo Occidental
  • Estado 3 – Epidemia Limitada: Los patógenos animales se transmiten entre humanos por cortos períodos y las epidemias mueren pronto. Por ejemplo, el Ebola
  • Estado 4 – Epidemia Extensa: Los patógenos animales infectan a humanos por transmisión primaria, y pasan por secuencias de transmisión secundaria entre humanos. Por ejemplo, el mal de Chagas, la fiebre amarilla, el dengue y el cólera.
  • Estado 5 – Agente exclusivamente humano: Patógenos exclusivos de los humanos, que puede haber partido de un patógeno ancestral en chimpancés y humanos o involucra un patógeno más reciente que evolucionó a un patógeno humano especializado. Por ejemplo, el HIV, rubéola, viruela, paperas y sífilis.

El estudio de Wolfe examinó, además, las posibles fuentes de enfermedades encontradas en climas templados y tropicales. Se cree que muchas de las enfermedades de climas templados (como el sarampión, las paperas, la viruela, la gripe A y la tuberculosis) vienen de animales domésticos que fueron estableciendo contacto con granjeros. Por otro lado, muchas enfermedades tropicales han venido de primates salvajes no humanos. Estos animales están estrechamente relacionados a los humanos y por esto presentan una barrera muy débil para la transferencia de patógenos, facilitando la adaptación a nuestra fisiología. Tanto en zonas templadas como tropicales, virtualmente todas las enfermedades han venido de mamíferos y a veces aves.

Los investigadores proponen una “iniciativa de orígenes” que apunta a identificar los orígenes de una docena de las infecciones humanas más importantes. Wolfe quiere construir un sistema de monitoreo global que rastree la transmisión de enfermedades de animales a humanos. Tal sistema podría ayudar a los científicos a catalogar la diversidad de los microbios, caracterizar patógenos animales que puedan amenazar a humanos en el futuro, y quizás detectar y controlar el surgimiento de una enfermedad en humanos antes de que pueda expandirse.

“La iniciativa ayudaría a identificar las relaciones más estrechas de los patógenos humanos, mejorar nuestro entendimiento de cómo surgen las enfermedades y ayudar a crear nuevos modelos de laboratorio para estudiar amenazas a la salud pública” dijo Wolfe. Sin modelos predictivos y sistemas de advertencia que nos alerten de cualquier potencial surgimiento de amenazas, la próxima gran epidemia puede tomarnos por sorpresa.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por editorwp_constanza

6 Comments

Leave a Reply
  1. Quisiera saber en específico, a partir de los conocimientos de nuestro organismo,de los estudios de las transformaciones de la tierra y claro, con un poco de imaginacion: ¿ que enfermedades podrían desarrollarse en el futuro, cuales serian los síntomas,repercuciones,causas,etc?

  2. oye quisiera saber el año o el periodo en q se aplico este estudio xfavor gracia y d verdad me sirvio de a mucho esta informacion

  3. ¿HACIA QUE FUTURO NOS DIRIGIMOS?

    En la Cumbre de Johannesburgo 2002 sobre Desarrollo Sostenible celebrada entre los días 28 de Agosto y 4 de Septiembre del año 2002 se ha pronunciado una realidad alarmante según la que "si todo el mundo viviera como una persona promedio de los países con altos ingresos, necesitaríamos 2,6 planetas adicionales para mantenernos a todos vivos".

    Este hecho lo reflejan dramáticamente mis diagramas 1 y 2 que enseñan la causa de este acontecimiento antinatural y alarmante y también la solución necesitada para resolverla.

    Sin embargo, ante esta grave amenaza que con la exageradamente materialista demanda de nuestras sociedades está desenfrenadamente extendiéndose por todas las partes de nuestro planeta, las Naciones Unidas, el único organismo mundial que por su cometido con nuestras sociedades está obligado de tratarlo, al no profundizar sus investigaciones sobre las reales y las verdaderas causas de nuestros innumerables males y contradicciones, sino ignorando esta causa al contentarse con buscar soluciones improvisadas de los efectos manifestados de esta causa desconocida, desviando con ello nuestros intereses de nuestros reales problemas, siendo esto la causa de los fracasos de obtener sus objetivos sobre los distintos temas de sus conferencias mundiales celebradas en los últimos 40 años. Para demostrar este hecho me refiero a "Mis reflexiones sobre los principales acuerdos de la Cumbre de Johannesburgo", que refleja claramente de que sobre este grave problema no aportan nada positivo y lo poco que proponen son irrealizables, perdiendo con ello otros 10 años como ha ocurrido desde "La Cumbre de la Tierra" celebrada en 1992 en Río de Janeiro.

    Sin embargo, si dejamos, por despreocupación, como estamos haciendo, que el desarrollo de nuestras actividades siga la política-económica de los países desarrollados, que aspiran realizar también los países en vías de desarrollo, que son los países del este de Europa, Rusia, China y algunos más países de Asia, Sudámerica y Africa, en los próximos 10 años puede aumentarse el consumo de energía tanto que nuestro planeta ya no será suficiente para abastecerlos, sin hablar de destrucciones más graves como todo tipo de contaminaciones que este aumento causaría a nuestro mundo.

    Empero, como estos diez años no son nada en la vida de nuestro planeta ¿qué pasaría en los sucesivos 10 años en los que tienen que vivir nuestros hijos, nietos e hijos de estos nietos? que si no logramos frenar la antinatural y desenfrenada expansión demográfica que para el año 2050, cuando nuestros nietos tengan 50 años y la población del mundo, según las estimaciones de las Naciones Unidas tendrá 10.000 millones, casi el doble de lo que tenemos hoy, a lo que tenemos que añadir el anormal crecimiento del consumo de energía, que sería como mínimo otro igual de lo que tenemos actualmente o sea el doble de lo que tenemos hoy, sin tener este otro planeta que pudiera suministrar esta energía y absorber sin daño las contaminaciones que este aumento de consumo significaría.
    Este hecho nos demuestra dramáticamente que:

    1/ No podemos ignorar ni un minuto más este peligro a cuya sombra vivimos despreocupados.
    2/ Además, las pocas investigaciones que están realizando algunos organismos oficiales y organizaciones profesionales, sociales, entidades económicas, etc., al no buscar la verdadera causa de nuestros males son mal enfocados, son superficiales y contradictorios, desviando, sin darse cuenta de ello, nuestros intereses de los verdaderos problemas.
    3/Este tema del que, llegando a la situación en la que nos encontramos, dependerá ya no sólo nuestra subsistencia, sino el de toda la vida en nuestro planeta, tendría que ser nuestra principal preocupación, y como su contenido es muy complejo, ya que para encontrar la causa de nuestros innumerables e interrelacionados males se exigirá un conocimiento profundo sobre la vida del ser humano, del mundo y su justa relación con este mundo, dentro del que se realizará su vida, conjuntamente con las otras vidas que lo componen, exigirá personas dotadas de una capacidad para juzgar las cosas y acontecimientos en síntesis, tener un espíritu creativo y sobre todo estar guiados en sus búsquedas y actividades por el Amor. Estas personas las encontramos hoy entre algunos filósofos, poetas, artistas, arquitectos y destacados científicos, quienes experimentando a través de sus quehaceres las contradicciones de nuestras ideas con la realidad, al no poder practicar sus profesiones como estas exigen se han convertido en hombres inquietos y en su búsqueda de la Verdad están preparados para dedicar su tiempo en las investigaciones.

    Empero, como de este tema principalmente humanístico nadie puede sacar un beneficio económico, hoy, nadie, ni los gobiernos ni las fundaciones apoyan este tipo de investigaciones sin embargo, pensando que en nuestra situación nos encontramos con el tejado de nuestra casa en llamas, celebrar hoy cualquier tipo de actividad, sea esta de tipo económico, cultural, social o artística, dentro de ella, que son los tipos de temas de estas organizaciones y entidades, me parece que desviar nuestros intereses de los verdaderos peligros sería un suicidio.

    4/ Encontrándome entre estas personas y basándome en mis 40 años de ininterrumpido trabajo de investigación sobre la búsqueda de la Verdad, encontré que la causa real de nuestros innumerables e interrelacionados males es nuestra extremadamente materialista "filosofía del mundo y de la vida" que ha destruido el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, que es la condición indispensable para que el hombre pueda sentir y conocer la Verdad y poder vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza y adaptarse con su conducta y actividades de manera natural y espontánea, como lo hacen los otros seres animados por debajo de nuestro nivel, a sus principios.
    Este descubrimiento me ha ayudado a encontrar la justa "filosofía del mundo y de la vida", que en nuestra situación necesitamos y tomando esto como base para mi conducta y actividades he elaborado su correspondiente teoría y soluciones prácticas y concretas de nuestra arquitectura que por no coincidir esta con nuestra falsa "filosofía del mundo y de la vida" compartida y practicada por los hombres de nuestras sociedades materialistas sólo podría plasmar en libros y en una exposición permanente, cuyas realizaciones están condenadas a esperar hasta que las contradicciones entre las ideas falsas de nuestras sociedades y de la realidad sean más evidentes.

    Aprendiendo de la historia de la conducta y actividades del hombre aunque las ideas acertadas y necesitadas de los precursores nacidas en las épocas de contradicciones, mientras la gente de estas épocas están absorbidas por la falsa "filosofía del mundo y de la vida" que guía sus conductas y actividades no puede realizarse y disfrutar de sus aciertos, como la vida de la especie humana se extiende en el tiempo y fluye como un río, estas no serán perdidas sino que renacerán quizás unos siglos más tarde, cuando la "filosofía del mundo y de la vida" de los precursores será demostrada como justa y acertada y será compartida por esta nueva generación.

    Este hecho, que ha ocurrido muchas veces en la historia es la satisfacción de los hombres quienes por sus convencimientos no están dispuestos a servir con sus trabajos las demandas erróneas de los hombres espiritualmente vacías de nuestras sociedades materialistas y de consumo y están entregadas a buscar la Verdad y aplicarla como guía en sus quehaceres, abriendo con ello un nuevo camino que pudiera llevarnos al cambio de nuestro erróneo modo de vida y encontrar la justa "filosofía del mundo y de la vida" correspondiente a nuestra naturaleza psico-somática, que es la única necesidad hoy con la que podemos anular nuestros innumerables e interrelacionados males y restablecer el perfecto y armonioso desarrollo de nuestro planeta del que depende el bienestar de todas las vidas que lo componen.

    Madrid, 11 de Abril de 2003
    Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

    Nota: Este ensayo expuesto en la Revista anual Nº 10 de mi Centro de Investigación, de ser su contenido valido hoy también he decidido exponer como Comentario sobre el tema de este articulo.

    Madrid 12 de Octubre de 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Japón: científicos almacenan datos en el ADN de una bacteria

Atacando tumores con antimateria