Órgano de Furbys: Música de pesadilla con una legión de peluches robóticos

Observa a los pequeños monstruos ser esclavizados y obligados a «cantar»

Pocos juguetes robóticos han alcanzado la popularidad del Furby. Con más de 40 millones de unidades vendidas sólo en su producción original, los Furbys se convirtieron virtualmente en una plaga, y muchos entusiastas de la electrónica no dudaron en practicar cirugía avanzada sobre ellos. Uno de los resultados es el Órgano de Furbys desarrollado por el canal «Look Mum, No Computer» de YouTube. Cada uno de los peluches puede emitir una nota, mientras que una serie de controles secundarios modifican su comportamiento.

Los Furbys comenzaron su aventura en 1998 bajo el ala de Tiger Electronics. La locura por obtener a uno de estos juguetes fue tan grande que las subastas exorbitantes y las peleas entre padres dentro de los supermercados se multiplicaron. Incluso los productores de Los Simpsons subieron al tren Furby creando a su parodia Funzo, una criatura con apariencia adorable y mente terrorífica, programada para convencer a los niños de comprar accesorios oficiales y destruir los juguetes de la competencia. Los Furbys pasaron a retiro en 2002, regresaron en 2005 (esta vez con Hasbro), dieron otro paso al costado en 2007, volvieron una vez más en 2012… y aún no se han ido. El Furby nuevo más económico promedia los 40 dólares. Los modelos más raros y antiguos demandan unos 300 dólares en eBay. Y alguien decidió tomar a 45 de ellos para transformarlos en zombies musicales.

Si el «despertar colectivo» en este Órgano de Furbys no es lo suficientemente perturbador, creo que el botón de «freeze» da en el blanco. La máquina posee un total de 45 Furbys, aunque su creador reporta que son 44 (después de todo, hay 44 controles en el panel inferior). Cada Furby genera una vocal, pero con el uso de los controles, el pianista puede modificarla a gusto. El resultado es una melodía casi tolerable, acompañada por una cacofonía de Furbys demoníacos con bocas y ojos entreabiertos, atrapados en una especie de coro infernal extraído de nuestras más profundas pesadillas.

Maravilloso y escalofriante a la vez. Otros proyectos disponibles en la Web han transformado a los Furbys en unidades Amazon Echo, y el proyecto Open Furby nos ayuda a instalar un controlador personalizado para manipular la voluntad del Furby usando cualquier ordenador. Si decides seguir cualquiera de estas rutas, la recomendación general es buscar Furbys de segunda mano. Son demasiado caros, aún para proyectos DIY.

Deja tu voto

7 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 7

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Lisandro Pardo

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.