Miquela Sousa: La chica virtual que es una popular «influencer» de Instagram

Medio millón de seguidores… y es artificial

El concepto de «influencer» en Instagram es uno de los que más trabajo me ha costado entender. Evidentemente hay algo interesante en observar la vida de estos instagrammers a través de los siete millones de autorretratos diarios que publican, y eso me lleva al caso de Miquela Sousa, una joven artista de 19 años que vive en Los Ángeles. Su perfil en Instagram acumula casi 300 publicaciones, y posee más de 560 mil seguidores… pero hay un pequeño detalle: No existe. Miquela es un avatar virtual.

Es probable que en los últimos meses nuestros lectores se hayan cruzado con el término «influencer», en especial dentro de Twitter e Instagram. Desde cierto punto de vista, los influencers no dejan de ser promotores. Algunos trabajan por su cuenta, y otros reciben el apoyo de patrocinadores. En las últimas semanas, la palabra «influencer» apareció en el centro del conflicto entre una mediática británica llamada Elle Darby y el hotel irlandés The White Moose (Versión corta: Darby ofreció «exposición» a cambio de una estadía de cinco días para ella y su pareja. El dueño del hotel dijo que no.), pero también está atravesando una suerte de «evolución» con la aparición de personajes inusuales como Miquela Sousa.

NYE already stressing me out

A post shared by *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) on

booty is poppin for the new @areanyc Resort17 collection ✨

A post shared by *~ MIQUELA ~* (@lilmiquela) on

¿Qué tiene de inusual? Si nos guiamos por su biografía (19 años, residente en Los Ángeles, activista por los derechos trans y el movimiento Black Lives Matter), no hay nada extraño, pero una vez que vemos sus fotos, comprobamos que se trata de un avatar virtual. Así es: Miquela Sousa no existe. Aún así, su primer single llamado «Not Mine» alcanzó el Top 10 de la lista Spotify Viral en agosto del año pasado, y actualmente posee poco más de 567 mil seguidores en Instagram. Todavía no sabemos quién es la mente maestra detrás de Miquela, pero sí podemos decir que ya ha sido fotografiada usando prendas de Chanel, Moschino, Burberry, Versace, Fendi y Proenza Schouler.

En lo personal, Miquela me recuerda un poco a Alyx Vance de Half-Life 2. Por supuesto, no es el primer avatar virtual con un perfil comercial pronunciado (Hatsune Miku viene de inmediato a nuestras mentes) y no será el último, pero su éxito instala algunas preguntas interesantes: Si puede ser reemplazado con versiones digitales, ¿qué tan importante es el influencer de carne y hueso? ¿Qué impide a una compañía crear su propia legión de instagrammers para promocionar productos?

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 6

Upvotes percentage: 85.714286%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 14.285714%

11 Comments

Deja una respuesta
  1. Tengo una galería en DeviantArt con más de 500 renders de una chica que creé hace unos 3 años, con la aplicación DAZ Studio y voy por 4500 seguidores. Cada día estoy más convencido de que no son seguidores míos, sino de mi chica virtual. Que algunos en los comentarios dicen que se han enamorado de ella y cosas por el estilo. Yo lo hago por afición, pero es que al ver algunos comentarios… uf, la gente está muy mal.
    … y pasa un poco como con Hatsune Miku, la chica virtual japonesa que actua en conciertos y llena las salas. Puedes ver vídeos de conciertos suyos en Youtube
    No sé si has visto la película que trata el tema de una actriz virtual que la gente piensa que es real. Llegará ese día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *