in

Qwerkywriter: La definición de teclado mecánico «retro»


La primera vez que hablé sobre el teclado mecánico Qwerkywriter fue hace más de un año, y en ese entonces era apenas un proyecto buscando fondos vía Kickstarter. Mucha agua ha pasado bajo el puente, y hoy tenemos la suerte de comprobar que el Qwerkywriter se transformó en un producto completo, evadiendo esos pozos mortales de los que muchos proyectos en el mundo del crowdfunding no logran escapar. Si quieres un teclado mecánico diferente al resto y el presupuesto te lo permite, creo que no deberías buscar más…

El hecho de que haya cada vez más compañías ofreciendo teclados mecánicos en el mercado confirma que no se trata de una simple moda. Pasamos mucho tiempo frente a la pantalla, y mientras que algunos buscan eliminar al teclado del escritorio, otros hacen exactamente lo contrario, invirtiendo cientos de dólares en diseños creados a medida y teclas especializadas. Otro aspecto muy atractivo de los teclados mecánicos es que hay lugar para todas las ideas. No importa qué tan descabellados sean tus planes, lo más probable es que puedas llevarlos a cabo. Esta fantástica posibilidad es la que nos instala frente al Qwerkywriter. En el pasado hemos visto kits que convierten a máquinas de escribir en teclados, pero si deseas un teclado mecánico con el aspecto de una máquina de escribir, aquí lo tienes.

Qwerkywriter
La calidad del producto es muy superior a la que se vio en sus prototipos

El Qwerkywriter debió modificar varios detalles desde lo que fue su presentación oficial en junio del año pasado. Uno de ellos es el tipo de interruptor para cada tecla. Los entusiastas de los teclados mecánicos saben que existen serios problemas de disponibilidad alrededor de los interruptores alemanes Cherry MX. Esto obligó a los fabricantes a adoptar interruptores alternativos, y en el caso del Qwerkywriter, se utilizó la variante azul de los interruptores Kailh, a los que podemos encontrar en productos como la serie BlackWidow de Razer. El soporte inalámbrico en el Qwerkywriter le permite conectarse a casi cualquier dispositivo compatible con Bluetooth, y afortunadamente la palanca no está de adorno, sino que puede ser programada como una tecla más, o una macro.

Qwerkywriter
Sí, la palanca funciona como «Intro», o como una macro de hasta cinco teclas

La gran mayoría de los reviews coinciden: Es mucho más cómodo de lo que aparenta, aunque demanda algunas horas de entrenamiento para acostumbrarse a él por completo, y la calidad de construcción es excelente. El gran dilema al que deberá enfrentarse cada potencial consumidor es si todo esto justifica los 349 dólares que cuesta el Qwerkywriter (en lo personal creo que sí, pero entiendo que es una decisión complicada). Sus responsables realizan envíos a todo el mundo, y el teclado ya se encuentra en backorder, o sea que habrá que esperar entre uno y dos meses para su entrega.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

GTA V jugado con un simulador de movimiento

Escribe la ecuación

Resolver ecuaciones y gráficos en Google Docs