in

Sharks Cove: Nuevo hardware de desarrollo de Intel y Microsoft


La oferta de hardware que busca capturar el interés de desarrolladores y entusiastas del código es cada vez más amplia. Usualmente, las noticias se concentran sobre el Raspberry Pi y la familia Arduino, pero en algunos casos se requieren plataformas más complejas, y con una mayor cantidad de recursos. Ahí es cuando aparece Sharks Cove, un proyecto que combina los esfuerzos de Microsoft e Intel.

Todo desarrollador necesita crear uno o más prototipos de su proyecto. Es un paso completamente natural, que permite eliminar bordes filosos y optimizar múltiples aspectos. También es crítico a la hora de escribir controladores y otro software de bajo nivel que demande una tolerancia a fallas considerable. El software en cuestión tal vez esté destinado a varios modelos diferentes de dispositivos móviles, por lo tanto, contar con la plataforma de desarrollo adecuada es fundamental. Tanto la serie Arduino como el Raspberry Pi poseen un costo relativamente bajo, pero lo cierto es que no tienen como objetivo cubrir todas las situaciones.

Sharks Cove

Compañías al nivel de Intel y Microsoft están conscientes de este detalle, y así surgen proyectos como el ordenador Galileo y el MinnowBoard. Hoy es el turno de Sharks Cove, un sistema de hardware diseñado, de acuerdo a la descripción oficial, para facilitar el desarrollo de programas y controladores orientados hacia dispositivos móviles que ejecuten Windows y/o Android, sean smartphones, tablets, o cualquier otra cosa con un SoC. Sharks Cove incluye una imagen de Windows 8.1 y todas las herramientas necesarias para aplicarla sobre el hardware, cuyas especificaciones nos hablan de un SoC Atom Z3735G, con cuatro núcleos y una frecuencia variable entre 1.33 y 1.88 GHz. También encontramos 1 GB de RAM, 16 gigabytes de estado sólido, una ranura microSD, conector HDMI, soporte de red a través de USB (no hay un puerto Ethernet dedicado), y una enorme cantidad de pines.

El hecho de que Sharks Cove no ofrezca Ethernet o WiFi dedicado llama mucho la atención, y al mismo tiempo hace más complicada la digestión de su precio oficial, ubicado en los 299 dólares. Aún así, no debemos perder de vista que Sharks Cove no es una plataforma de consumo general, y nunca lo será. Por más que se puedan comprar ocho Raspberry Pi por el precio de un Sharks Cove, la verdad es que no hay punto de comparación entre ambos productos.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

The Hobbit: The Battle of the Five Armies

Onion: Cifra tus archivos y exige recompensa