in

Steam Controller: El gamepad táctil de Valve


El círculo está completo. Primero fue el software, luego el hardware. Ahora, el tercer y último anuncio proveniente de Valve es nada menos que un control especialmente diseñado para jugar en la sala de estar. El Steam Controller deja de lado algunos conceptos tradicionales como las cruces y las palancas, en favor de dos trackpads de alta resolución y baja latencia, compatibles aún con juegos que esperan encontrar al combo de ratón y teclado.

Todo el plan de Valve para instalarse definitivamente en la sala de estar es sólido, salvo por un detalle: Los controles. No importa qué tan optimizado pueda estar un sistema operativo, o qué tan alto sea el rendimiento de la caja que lo ejecuta, el teclado y el ratón nunca han sido del todo compatibles con la sala de estar, y probablemente nunca lo sean. Por supuesto, nada impide a un usuario recurrir a alternativas inalámbricas, pero sigue siendo algo relativamente incómodo, sin mencionar el factor de las baterías. En términos más simples, Valve necesita un gamepad a la altura del combo ratón/teclado, por lo tanto, el desafío es gigantesco.

Configuración Steam Controller

La respuesta a ese desafío es el Steam Controller. Lo primero que nos entra por los ojos en este control son los trackpads gemelos. Valve promete una fidelidad muy superior en comparación a otros gamepads, y una resolución cercana a la de un ratón convencional, algo que debería ayudar muchísimo en títulos del género FPS, que son los primeros a la hora de sufrir todas las limitaciones presentes en estos controles. Cada uno de los trackpads puede ser presionado como si fuera un botón más, y a ellos se suman una pantalla táctil en el centro, y la respuesta háptica con un efecto mucho más elaborado y preciso que el clásico “temblor”. Sin embargo, el factor más importante del Steam Controller está en su compatibilidad. Un control cuyo objetivo es asistir la llegada de Steam a la sala de estar requiere que sea compatible con todo el catálogo, y en el peor de los casos, el gamepad se presenta como si fuera un ratón y un teclado, con la posibilidad de personalizar y compartir la configuración de los botones.

Valve ha confirmado que el Steam Controller no será un “requerimiento”, sino una opción más a la hora de jugar. También dijo que será tan abierto como las Steam Machines, o sea que los usuarios tendrán la chance de participar en su desarrollo con una serie de herramientas que Valve lanzará próximamente. Las diferencias más relevantes frente al diseño final indican que el prototipo no traerá la pantalla táctil en el centro (habrá cuatro botones adicionales en su lugar) y utilizará un cable USB. ¿Tiene el Steam Controller lo que necesita para desplazar a ese formidable equipo que el teclado y el ratón han formado durante años? En esta semana, Valve debería revelar información más específica sobre su iniciativa, incluyendo especificaciones para su prototipo basado en SteamOS. Estaremos esperando.

Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Leave a Reply
  1. medianamente bonito pero si muy inovador…….creo que valve esta tirando muy alto su apuesta, al menos en lo personal en cuestion de gamepads no hay nada mejor que sentir el boton que se presiona o la palanca para medir la intensidad……y mas si la idea es cambiar la sensbilidad del mouse por la sensibilidad de este “touch”, espero que si le salga esta apuesta seria interesante…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Herramientas para firmar documentos digitales

Turbo Tuscany

TurboTuscany: Kinect, Oculus Rift, Hydra y Move juntos