Arduboy: Consola portátil de 8 bits basada en Arduino

Al igual que otros proyectos similares, el Arduboy buscó ayuda financiera a través del crowdfunding para desarrollar una consola portátil capaz de reproducir la misma esencia de las consolas de antaño, con la ventaja de usar un hardware open source relativamente sencillo de programar. Después de algunas demoras, Arduboy comenzó a entregar las primeras unidades, y si quieres una, existe la posibilidad de ingresar a su preventa por apenas 39 dólares.

Después de ver lo que algunas personas piden en ciertos portales de ventas online por consolas clásicas originales, cualquier interesado en obtener «esa pizca de nostalgia» debe evaluar atajos como los emuladores y el hardware alternativo. De allí surge mi insistencia en llevar a cabo proyectos similares a clones de recreativas basadas en el Raspberry Pi. La inversión es más pequeña, la opción de emular múltiples consolas es muy atractiva, y el orgullo de construir algo así con nuestras propias manos sencillamente no se puede comprar. Ahora, aquellos que deseen ahorrar tiempo encontrarán en la Web varias iniciativas que no sólo invocan el espíritu de las viejas portátiles de 8 bits, sino que también sirven como un excelente entorno para aprender a programar. Un mágico híbrido entre consola y plataforma de desarrollo, con mucha documentación gratuita, y un potencial enorme. Dicho eso, presentamos al Arduboy.

 

Este pequeño demonio se basa en hardware Arduino, posee seis botones dedicados, una pantalla OLED blanco y negro de 1.3 pulgadas, carcasa que combina policarbonato y aluminio, batería LiPo ultradelgada (180 mAh para ser más precisos), y como si eso fuera poco, sonido estéreo. En total, el Arduboy tiene 32 kilobytes de almacenamiento y 2.5 kilobytes de RAM, o sea que los desarrolladores deberán ser bastante eficientes, pero si recordamos las especificaciones de sistemas al nivel del Atari 2600 (128 bytes de RAM y 4K por cada ROM), hay bastante espacio para trabajar. Dicho de otro modo, estamos ante una consola del tamaño de una tarjeta de crédito, con ocho horas de autonomía, y la posibilidad de asumir roles adicionales, entre ellos el de sintetizador de 8 bits, y un control de drones.

 

Los usuarios que participaron de la campaña original en Kickstarter lograron adquirir al Arduboy con un precio de 29 dólares, aunque la fecha de entrega se desplazó más de siete meses. Las primeras unidades comenzaron a ser enviadas en estos últimos días, y una vez que se cumpla con esas órdenes iniciales, los interesados podrán obtener su propio Arduboy a 39 dólares.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%