Bodhi Linux: Distro pensada para ordenadores humildes

Tres builds diferentes, todos sobre Ubuntu LTS

A pesar de los clásicos problemas con controladores y el ocasional códec, todos sabemos que hay vida más allá de Windows gracias a la nutrida presencia de distros Linux. Obviamente, cada usuario tiene a su favorita y necesitará muchas razones para reemplazarla por completo, pero quien desee probar algo nuevo en un ordenador con varios años sobre los hombros, debería darle un vistazo a Bodhi Linux, que ya lleva más de seis años entre nosotros.

Pasé todo el fin de semana luchando con una (muy) vieja terminal repleta de problemas, y después de tanto trabajo me hubiera gustado probar algo diferente, pero la máquina debía salir con Windows sí o sí. Al usar un procesador Pentium 4 de 3.0 GHz, 2 gigabytes de RAM y una tarjeta Nvidia GeForce FX 5200, este ordenador era un excelente candidato para experimentar con distros Linux, siempre que uno sobreviva al detalle de no iniciar desde USB (el update en el BIOS no ayudó). Concedido, la cantidad de caprichos que tiene Linux es importante, sin embargo, cuando la idea es mantener actualizada y segura a una PC que el resto del mercado no duda en abandonar, el pingüino podría ser la respuesta. Ahora, la pregunta es: ¿Por qué distro vale la pena comenzar? Una de las últimas en recibir un update, es Bodhi Linux.

Midori es el navegador principal en la edición Legacy, pero al usar a Ubuntu como base podemos disparar apt-get en todas direcciones y personalizar a gusto

Técnicamente, Bodhi Linux acaba de ingresar en la versión 4.2.0, que en esencia coloca las imágenes ISO al día frente al lanzamiento de la versión 4.1.0 un par de meses atrás. Se trata de una distro basada en Ubuntu LTS, y su entorno de escritorio es Moksha, una continuación de Enlightenment 17 con mucho back porting, y la eliminación de algunas funciones que nunca ganaron tracción o no fueron terminadas por el equipo original. Bodhi Linux se encuentra disponible en tres sabores: «Estándar», con una de las últimas versiones del kernel y soporte de 64 bits, «Legacy» de 32 bits con un kernel 3.2 y sin soporte PAE (esta es la opción ideal para ordenadores antiguos), y «AppPack», con un repertorio mínimo de aplicaciones.

En resumen, quien posea una torre beis juntando polvo y humedad en un rincón puede hacerla regresar de su retiro con una copia Legacy de Bodhi Linux. Si bien hay otros proyectos que tienen como prioridad la reutilización de hardware, creo que es un interesante punto de partida.

Deja tu voto

7 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 13

Upvotes: 10

Upvotes percentage: 76.923077%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 23.076923%

2 Comments

Deja una respuesta
  1. La gran joda es pla placa de video. No hay soporte para una GeForce 5200 desde hace añares. Me pasó lo mismo con una PC con Windows 7 que lo único que ejecuta es Kodi. Tiene una GeForce 7300 y no hay manera de hacerla funcionar bien en GNU/Linux. Funciona, pero Kodi se muere literalmente.

    • No es problema de GNU-Linux, es de Nvidia que ignora los drivers legacy, no solo en Linux, también en Windows, los controladores de Nvidia sino son de nuevos productos, son basura que jamas actualizan, mucha gente se queja de eso. Increíblemente va mejor los Legacy de AMD, las ATI funcionan bastante bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *