Fútbol en realidad virtual, al servicio del humor

Poco más de un año atrás observamos un experimento que logró exponer las consecuencias del lag a través de la realidad virtual. Sin embargo, lo que tenemos aquí hoy es ligeramente diferente. Un programa de televisión noruego decidió organizar un pequeño partido de fútbol en el que los jugadores utilizan cascos virtuales. Se supone que las transmisiones de estos cascos no sufren lag alguno, pero el simple cambio en la perspectiva fue suficiente para convertir al encuentro en algo muy cómico…

Es lógico que los cascos virtuales demanden cierto tiempo de adaptación. Después de todo, son mucho más que un par de gafas. Una buena parte de los usuarios sienten mareos al usar uno, y siempre está presente el factor del lag, en especial cuando la transmisión es de alta resolución. Aún así, existen soluciones analógicas como el headset Fat Shark Attitude V2. Desde un punto de vista técnico, el Attitude V2 es más un «headset FPV» que un casco virtual, pero el efecto es similar dependiendo de la situación. Un programa de humor en la televisión noruega llamado Golden Goal decidió organizar un partido de fútbol y dar a cada uno de los jugadores uno de estos headsets, con la única referencia visual siendo (al parecer) una sola cámara instalada como ojo de águila. Este es el resultado.

 

Afortunadamente, la intención del programa no es burlarse del fútbol, sino utilizar al deporte como medio para hacer humor, y creo que lo han logrado con un amplio margen. Además, los propios conductores del programa participan en el juego, viviendo en carne propia este caos virtual. El movimiento de los jugadores es errático durante todo el partido, pero aún así terminó 3-2, con un gol en contra incluído. Otros encuentros organizados por Golden Goal incluyen uno en el que los jugadores utilizaron correas de electrochoques (el vídeo está más abajo), y otro con esferas inflables gigantes, que permitió algunas faltas dignas de una tarjeta roja directa.

 

¿Qué conclusión podemos sacar de esto? Más allá de prestar atención en el proceso de ajuste y calibración para los cascos virtuales y los headsets FPV… ninguna. Nunca se trató de una demostración técnica, sino de explorar una ruta inusual para la realidad virtual como es el humor. Aún así, considero más satisfactorio el partido con los electrochoques…

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%