¡La ciencia es transpiración!

¿Quieres ser un gran científico? ¿Ser reconocido mundialmente? ¿Crear inventos que salven a la humanidad? Pues bien, existe un truco sencillo e infalible. Pero por supuesto que no lo revelaremos en este texto introductorio. Para saber más, debes entrar a leer esta nota, otra más de la sección más sensacionalista de NeoTeo. ¡No te la pierdas!

En la mitología griega, a las musas se las consideraba como inspiradoras del arte y de las ciencias. Eran nueve, y particularmente la musa Urania, hija de Zeus y Mnemósine, era la que inspiraba a todo aquel que se adentrara en las ciencias exactas y la astronomía. Pero, como dice el malhumorado pensador Sergio Fabián Nepo: “La musa es un invento de los vagos para no tener que trabajar y quedarse esperando que el destino les resuelva todo“.

Urania
Urania tiene incluso su versión animé

Existen en la historia grandes ejemplos de científicos que aplicaban el método de este gran pensador. Uno de ellos, tal vez el más destacable, fue Thomas Alva Edison. La cámara de cine, la lámpara incandescente, el fonógrafo, el sistema de voto automático, la electrólisis… En total, patentó la friolera de ¡2.332 inventos!

Definitivamente, esto no era el producto de una mente inspirada, sino más bien de una mente metódica. Él mismo confesaba dormir no más de 4 horas por día. Tal vez, en forma un poco extremista, consideraba que dormir era una pérdida de tiempo. De hecho, asociaba su invención de la lámpara incandescente con el hecho de poder mantenernos despiertos “aún cuando el sol se hubo retirado“.

Más tarde, comentaría que “la gente hace más de lo necesario en cuestiones poco prácticas. Así como las personas comen más de lo necesario, también duermen más de lo necesario“. Para él, cada minuto adicional era una forma de comprarle tiempo al destino para dedicárselo a seguir transpirando en busca de nuevas patentes.

 

Patente Edison
Patente de la lámpara incandescente

 

Otro ejemplo: Jonas Salk, el inventor de la vacuna preventiva de la poliomielitis, no recibió un día la visita de la musa inspiradora que le dictó la fórmula al oído. Si bien le daba gran protagonismo a su intuición, es posible seguir su proceso de  investigación a través de más de los 20.000 folios que dejó en cerca de 600 cajas, donde registraba paso por paso, a través de los años, cada uno de los experimentos que lo llevó a su ¿descubrimiento?

Tal vez descubrimiento sea una palabra engañosa en estos casos. Cuando algo es producto de un trabajo de investigación metódico, más bien podríamos hablar de consecuencia. Ya lo decía mi profesor de Piano: “Tocar bien está en relación directa con el factor CS: cantidad de horas Culo-Silla“. (Sí: por si no estaban al tanto, estudio música porque tengo una banda, pueden hacer click aquí y poner “Me gusta” en la página de Facebook).

Aunque siempre hay alternativas de alcanzar la fama como científicos (en un To bit anterior hablábamos de cómo conseguirlo sin trabajar demasiado).

A decir verdad, no soy partidario del trabajo. Más bien de la vagancia. Pero estemos seguros de que, salvo algunas excepciones la mayoría de los inventos que revolucionan al mundo, las grandes obras artísticas… no fueron hechas por vagos. Salvo en contados casos de genios excepcionales, lo que más puede garantizar el éxito es la transpiración, mucho antes que la inspiración… ¿Tú que piensas?

 

¡Hasta el próximo To bit!

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Gianni Sabbione

Gianni Sabbione es editor literario, científico y músico. Como editor trabajó y trabaja en editoriales y medios internacionales de EE.UU., España y Latinoamérica. Es asesor en reorganización y automatización de áreas de IT e investigó en IA y redes neuronales.
Es cantante de su banda, Machaca, y aprovecha su perfil en Neoteo para promocionarla (www.machacaoficial.com.ar). Al menos hasta que se de cuenta el Sr. Director del sitio.

  • betruger

    sabias palabras, pero yo tambien soy partidario de la vagancia jejeje, para inspirarme prefiero relajarme y que las ideas fluyan en ves de forzarlas a que estas vengan.

    • Gianni-sabbione

      Larga vida a la vagancia! +-)

  • Yair Lopez Poveda

    Me recuerda al cap. de TBBT donde Sheldon accidentalmente descubre un nuevo elemento por casualidad, el decía que ese acontecimiento no tenia ningún merito debido a que fue mas suerte que cualquier cosa.

    Hablando del artículo, ¿Por que no es un poco de esto y un poco de aquello? Tal vez la inspiración llega mas frecuentemente a quienes suelen trabajar mas.

  • Camilo Forero

    La verdad cre que los logros reflejan 90% transpiracion y 10% inspiracion, vos podes ser muy genio y todo, pero si no hay disciplina y metodologia, es poco probable que se lleve a cabo..

  • Daikataro

    En serio… en serio listan a Edison como un inventor y alguien inspirado!? Si para algo era bueno Edison era para salir corriendo a la oficina de patentes apenas uno de sus asistentes tenía algo y para robar ideas de Tesla. Ah, eso y electrocutar animales vivos en público.

  • Molusco

    Haciendo una retrospectiva, reconozco que mis mejores trabajos/resultados fueron donde mas transpiré que aquellos en los que “vino sola” la solución (y no la elaboré mas de lo necesario). Hay que saber combinar.

    BTW, no pude lograr que la sección comentarios deje de decirme que me tengo que conectar. Estoy conectado! Veo incluso el “Hola, Molusco”.

  • PaoloF

    100% de acuerdo.

  • Gianni-sabbione

    Hola Daikataro! ¿En serio se lee en la nota que dice que era alguien inspirado? Transcribo: “Definitivamente, esto no era el producto de una mente inspirada, sino más bien de una mente metódica”. Saludos!

  • Leonairo P

    La inspiración te agarrará trabajando. Una mente ociosa no hace circular ideas, cuando se trabaja en algo que implique soluciones creativas, el cruce de ideas “calientan” el cerebro de manera que en algún momento resultará una idea ganadora, no necesariamente producto de un trabajo metódico. El universo y sus posibilidades son muy amplias como para ser cubiertas por completo por una serie de experimentos organizados cubriendo todas las variables. Obvio que muchas veces se obtienen resultados importantes desde el punto de vista metódico pero la creatividad humana va mucho mas allá que un mecanismo de fuerza bruta.

    • Gianni-sabbione

      Cierto, a la musa hay que llamarla para que venga!

    • Nacho V

      EL artículo es interesante pero se sesga por no tener un análisis completo. Es verdad lo que dice.