Las cámaras de fotos destruidas por la luz del eclipse de 2017

La sección continental del territorio estadounidense no experimentaba un eclipse total de Sol desde el año 1979, y esa espera transformó al evento del pasado 21 de agosto en uno muy especial. De más está decirlo, observar un eclipse tiene riesgos asociados para nuestros ojos, y el equipo que utilizamos. La gente del portal Lens Rentals decidió crear una especie de galería con cámaras dañadas por el eclipse, y aunque el número de unidades fue menor al calculado, el Sol demandó el sacrificio de sensores, diafragmas, espejos, y filtros de densidad neutra.

Mirar un eclipse solar sin protección es peligroso, punto. El daño sobre la retina tarda horas (e incluso días) en manifestarse, y al no tener dolor intenso asociado, una persona puede pensar que «no sucedió nada». Por suerte, la mayoría entiende los riesgos, y con el paso de los años se ha observado una caída en el número de incidentes. Sin embargo, una parte de los casos se trasladó hacia equipo convencional de fotografía. Registrar digitalmente el paso de un eclipse es tentador, de eso no tenemos duda. A menos que exista el presupuesto suficiente como para «perseguir» eclipses alrededor del mundo, lo cierto es que uno debe aprovechar la oportunidad cuando se presenta. El eclipse solar del 21 de agosto fue el primero en cruzar los Estados Unidos de punta a punta en más de 38 años, y como era de esperarse, muchos apuntaron sus cámaras hacia arriba…

Un agujero en el obturador…
… y el daño sobre el sensor.

La gente de Lens Rentals, que se dedica al alquiler de equipo fotográfico en los Estados Unidos, sabía que con la llegada del eclipse se iban a disparar los ingresos de cámaras dañadas. En los días previos advirtieron a sus clientes, y recomendaron con mucho énfasis la aplicación de filtros solares para proteger los elementos del objetivo y el sensor de la cámara. Obviamente no todos siguen las reglas, lo que se traduce en una visita al departamento técnico, y la compañía decidió publicar una pequeña galería con diferentes ejemplos de daño. Obturadores perforados, sensores quemados, diafragmas derretidos, y filtros de densidad neutra arruinados (que «no» protegen a la cámara del calor) forman parte de la lista.

El diafragma de un Panasonic 20mm f/1.7, derretido
Otro diafragma destruido, en un Canon 600mm f/4L IS II USM

Lamentablemente, este tipo de daño es considerado negligencia, y el seguro ofrecido por Lens Rentals no lo cubre, pero la compañía reconoce que el número de unidades dañadas fue menor, y que los clientes demostraron honestidad al admitir los problemas. El próximo eclipse con características similares será en abril de 2024, por lo tanto, esperamos que los usuarios hagan la tarea.

Deja tu voto

9 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 9

Upvotes: 9

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%