Todos los problemas del Tesla Model S: Un hombre documenta un año de desperfectos con su coche Tesla

Son tantos detalles, que necesitó un corto

Comprar un coche nuevo puede convertirse en un verdadero placer, o dar lugar a una experiencia irritante. En el caso específico del Model S, el vehículo de Tesla se las arregla para entregar un poco de ambas cosas al mismo tiempo. Tyler Martin es el dueño de un Tesla Model S adquirido en diciembre de 2016, y publicó un vídeo en YouTube donde destaca todos los problemas que el coche sufrió desde que recibió las «llaves». Si bien reconoce que Tesla logró resolver una parte de los inconvenientes, es su número bruto el que llama la atención.

Imagina que tienes la posibilidad de adquirir un Tesla Model S. La variante 60D posee un precio base de 73.000 dólares, y al momento de recibirlo, cualquiera esperaría que el coche esté impecable. Pero la historia de Tyler Martin quiebra el espejismo, y nos enseña que las cosas no siempre salen bien. Tesla le entregó a Martin su 60D en diciembre de 2016, y de inmediato detectó varios detalles cosméticos que no debían estar allí, comenzando por defectos en la pintura, algún que otro rayón, mucho polvo, cierto residuo en la pantalla táctil, y problemas de alineación en una de las puertas traseras. La mayoría de estos puntos fueron corregidos, pero la «aventura» de Martin apenas había comenzado…

En este mini documental de 25 minutos explica que su Tesla S debió ingresar a servicio seis veces en menos de once meses, y va en camino de una séptima visita. Martin insiste en que hizo su tarea, y que sabía de las limitaciones en el control de calidad que afectan a Tesla, aunque no imaginó nada como esto. El primer servicio fue en marzo pasado, con 4.600 kilómetros. Durante los primeros tres meses surgieron varios defectos menores, pero al encontrarse a una hora y media de distancia del centro de servicio, decidió registrar todo para entregar un reporte completo a los técnicos. El espejo retrovisor del lado del conductor no se desplegaba por completo, el problema de alineación en la puerta trasera derecha seguía allí, al igual que una demora en su apertura y ruidos extraños, el volante estaba un poco torcido… creo que se entiende: Múltiples inconvenientes menores que se acumulan, y quedan al borde de alcanzar masa crítica.

En el primer servicio, los técnicos lograron resolver apenas uno de siete defectos informados. Con visitas adicionales la puntería mejoró, pero el conflicto fundamental se ubica entre las expectativas de Martin como conductor-cliente, y lo que Tesla llama soluciones «dentro de las especificaciones». Aún así, Martin dice que conducir un Model S es una experiencia fantástica, y que el intercambio con los técnicos siempre fue bueno, más allá de los problemas corregidos a medias y una pizca de mala suerte. Seis servicios en once meses no es normal, y si dejamos a un lado la casi obsesiva atención al detalle de Martin, lo cierto es que no está solo, y los reclamos no se limitan al Model S. Puede que eso tal vez explique por qué el Model 3 se encuentra desaparecido en acción, con menos de 300 unidades entregadas…

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 5

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%