in

4 de cada 10 PCs siguen usando Windows XP


Estamos a punto de entrar en lo que será su último año de soporte oficial, pero una porción significativa del mercado no se siente intimidada por ello. Aunque Windows 7 se mantiene al frente en lo que se refiere a porcentaje neto, Windows XP conserva un cómodo segundo puesto en el mercado de sistemas operativos, y todo parece indicar que eso no cambiará en el corto plazo. Al mismo tiempo, Windows 8 lentamente está incrementando su nivel de adopción, pero con más de cuatro meses en el mercado, sus números están a mitad de camino de los que posee Windows Vista.

Su retiro es inevitable. El próximo 8 de abril marcará el comienzo del fin para Windows XP. Sólo restará un año de soporte, dentro del cual no hay planes oficiales que contemplen alguna forma de paquete de actualización o de “Service Release”. Desplegar Windows XP en estos días es una tarea bastante complicada. Aún teniendo al Service Pack 3 como punto de partida, la cantidad de hotfixes a descargar es perturbadora. Nunca faltan los que opinan que “Microsoft lo hace a propósito” para fastidiar al usuario y forzar su avance hacia sistemas posteriores. Más allá de si es cierto o no, hay dos cosas que no cambian. Primero, sería un gesto extraordinario si Windows XP recibiera un cuarto Service Pack a modo de “retiro con honores”. Y segundo, todavía hay una enorme cantidad de gente usando ese sistema operativo.

De acuerdo a NetMarketshare, el porcentaje exacto para Windows XP durante el pasado mes de febrero fue del 38,99 por ciento. Son apenas cinco puntos y medio por debajo del nivel de adopción de Windows 7, que desde hace un tiempo domina con comodidad el mercado de sistemas operativos. Quien también nos enseña números interesantes es OS X. Combinando a sus tres últimas versiones, el sistema operativo de Cupertino está superando la marca del 6,5 por ciento. Ese porcentaje deja atrás al rendimiento de Windows Vista, que a pesar de su reputación aún conserva poco más del cinco por ciento del mercado, cortesía de un soporte más amplio y la siempre presente reutilización de licencias.

En cuanto a Windows 8, continúan sus “dolores de crecimiento”. La última versión de Windows ha alcanzado un 2,67 por ciento del mercado, un poco más de la mitad de lo que tiene Windows Vista. Hay que reconocer que Windows 8 no se ha quedado quieto, y que su tendencia está en alza. Se especula que con la aparición de Windows Blue, las licencias en circulación de Windows 8 tendrán un recorte de precios (una política similar a la que muchos fabricantes aplican sobre sus sistemas con Windows 8 preinstalado), lo cual podría estimular su adopción. ¿Podrá un Windows 8 más accesible y las promesas de ajustes en Windows Blue hacer bajar el número de Windows XP? Personalmente, no estoy tan convencido. Más allá de sus inconvenientes y de la alternativa que ofrecen las distros Linux, Windows XP se ha convertido en la opción por excelencia para extender la utilidad de hardware más antiguo, sin mencionar que ya es conocido por el usuario. Su resistencia tal vez sea más prolongada de lo que muchos imaginan.

Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Virtuix Omni: Caminadora omnidireccional para realidad virtual (vídeo)

Los hogares y oficinas del futuro según Microsoft