in ,

Atlas: Creando un holodeck con Oculus Rift

Después de verlo en acción junto a la caminadora Virtuix Omni, casi no quedan dudas sobre el potencial del Oculus Rift. Ahora, ¿cómo sería quitar la caminadora, y usar al Rift mientras nos desplazamos libremente? La respuesta está en Atlas, un sistema que combina al casco con una aplicación para iOS, un arnés, y marcadores para convertir tu sala en un holodeck.

De la misma forma en que Minority Report es invocada una y otra vez al hablar de interfaces basadas en reconocimiento de gestos, es inevitable mencionar el concepto de holodeck cuando tenemos frente a nuestros ojos realidad virtual y desplazamiento físico. La primera mitad de esa ecuación es responsabilidad del Oculus Rift. En la pasada E3 se vio una versión 1080p del Rift, un claro indicio de que la tecnología está madurando, pero aún no hay indicios firmes sobre su lanzamiento al mercado. La segunda mitad pertenece a la caminadora Virtuix Omni. Además de trabajar maravillosamente juntos, un punto en común es que ambos proyectos pasaron con gran éxito por Kickstarter. Sin embargo, hay otra posibilidad para tener en cuenta, y es la de dejar a un lado la caminadora, para moverse sin límites.

Atlas

Eso es exactamente a lo que apunta el proyecto Atlas. Más allá de los riesgos asociados a desplazarse sin restricciones con un Rift en nuestras cabezas, Atlas ofrece asignar a casi cualquier espacio una funcionalidad similar a la de un holodeck. No, lamentablemente no hay ninguna clase de manipulación de luz aquí: El Atlas trabaja con marcadores, rastreo óptico, un arnés para el usuario, una aplicación para iOS, y tanto el giróscopo como el acelerómetro integrado a un iPhone (4S o superior). La conexión se realiza a través de WiFi, y es compatible con los tres sistemas operativos principales (Windows, Linux, OS X), además del motor Unity.

La intención de crear una versión para el consumo general está allí, pero Atlas estará orientado inicialmente a desarrolladores que deseen explorar su potencial. Los responsables de Atlas han declarado a 2013 como el “año cero” de la realidad virtual, por lo que hay muchas cosas por probar y corregir en esta tecnología. El monto mínimo y necesario para acceder a los recursos básicos de Atlas es de 30 dólares, y quien desee el paquete completo deberá invertir unos cien dólares, más 30 dólares extra para envíos internacionales. Si todo sale bien (léase llegar a los 125 mil dólares que necesita el proyecto), Atlas entrará en circulación a comienzos de 2014.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X-Keyscore: La vigilancia internacional de la NSA

To bit or not to bit: ¡Ahora dicen que uno no elige lo que quiere!