in

CitySafety, el sistema de frenado inteligente de Volvo


La compañía sueca, siempre líder en materia de seguridad, ha desarrollado un sistema de frenado automático que ayudará a reducir la cantidad de colisiones desde atrás, uno de los accidentes más frecuentes debido a distracciones al volante

Los accidentes al volante son una de las principales causas de muerte en todo el mundo, y lo triste es que muchos de ellos podrían evitarse.

Aunque parezca increíble gran parte de la culpa la tienen las distracciones, por ello un 29% del total de los choques suceden desde atrás, cuando un coche se encuentra detenido y el que viene detrás no lo ve a tiempo. Tal vez porque viene charlando con su móvil, mirando su portátil, o simplemente porque no vio bien, lo cierto es que esta clase de accidentes sucede cada vez con más frecuencia en las ciudades.

Por ello Volvo ha diseñado el sistema CitySafety, que promete reducir en hasta un 50% el total de accidentes de este tipo. Al menos así piensan los ingenieros de Volvo, entre quienes se encuentra Jonas Ekmark, que sin embargo aclara que aún contando con CitySafety el frenado será responsabilidad del usuario, es decir que nadie puede esperar que con esto podrán olvidarse de frenar.

El sistema se activará cuando el conductor maneje a velocidades de entre 10 y 32 kilómetros por hora, y funciona mediante un láser ubicado en el techo del coche, que va tomando 50 lecturas por segundo a distancia de hasta 6 metros. Con esos datos determina la fuerza necesaria para evitar un coche de acuerdo a la velocidad y distancia del coche que se encuentra delante.

Aunque 6 metros pueda parecer poco hay que recordar que la idea es un sistema que ayude a evitar colisiones próximas a semáforos o esquinas, que es donde habitualmente suceden, es decir que no se trata de un sistema que pueda ser utilizado en rutas o a altas velocidades.

En esos casos lo que CitySafety puede hacer es ayudar a los conductores a mantener una distancia prudencial respecto de los coches que se encuentran delante, acelerando y frenando de acuerdo a lo que sea necesario. La distancia sugerida es de un metro por cada kilómetro de velocidad, de modo que si circulas a 100 kilómetros por hora deberías ir 100 metros detrás del coche que va delante tuyo, pero casi nadie (lamentablemente) presta atención a esto, por ello CitySafety intentará ayudar a los conductores a hacerlo.

El sistema estará disponible en el modelo XC60 a partir del próximo otoño europeo, y el coche tendrá un precio de uno 32.000 euros. Sistemas como este o Attention Assist de Mercedes Benz prometen reducir considerablemente el índice de accidentes de tránsito al participar de manera activa en la conducción.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por editorwp_2544

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Sony Ericsson XPERIA X1: con QWERTY y Windows Mobile

La montaña que no existe y el efecto de refracción en la atmósfera