in

El platillo volador del Departamento de Defensa


Cuando oímos las palabras “ovni” o “plato volador”, generalmente nuestra mente crea una asociación con seres extraterrestres o los típicos hombrecitos verdes de las películas de ciencia ficción de clase “B”. Sin embargo, Departamento de Defensa tiene un vehículo de esas características construido en nuestro planeta.

Aunque parece un modelo utilizado para filmar “La Tierra contra los platillos volantes” o “El Día que paralizaron la Tierra”, se trata de un vehículo aéreo no tripulado que han construido los investigadores del Departamento de Defensa. El aparato, que tiene la clásica forma de disco asociada a los platos voladores, puede despegar verticalmente desde cualquier superficie y aterrizar prácticamente en cualquier lugar. Si por accidente roza un edificio o estructura puede continuar volando en lugar de transformarse en una bola de fuego, como ocurre con un helicóptero.

Estas características únicas lo convierten en una aeronave apta para volar en zonas urbanas de guerra, y como apoyo en tareas de búsqueda y rescate en zonas de desastre. También podrían ser muy útiles en el control de plagas en cultivos, supervisión de oleoductos, y para tomar fotografías aéreas.

Según asegura David Steel, director de GFS Projects en Peterborough, Inglaterra, “puedes aterrizarlo sobre un punto, con precisión.” Refiriéndose a su tamaño, el experto señala que es fácilmente escalable, pudiéndose construir con tamaños realmente grandes. “GFS” significa Geoff’s Flying Saucer, por Geoff Hatton, que fue el ingeniero e inventor que concibió el diseño del aparato.

A pesar de que muchos ingenieros han abordado el problema (¿recuerdas el M200G?), hay muchos problemas por solucionar. Una de las dificultades más grandes a resolver es el control en el momento del despegue. También es complicado maniobrar en el aire, y algunos diseños pueden despegar pero luego no pueden moverse hacia arriba o abajo para navegar a lo largo de una colina o un edificio, por ejemplo. El diseño de Hatton logra ambas cosas.

El vehículo tiene el aspecto de un plato boca abajo con una hélice en la parte superior. Cuando la hélice gira, el aire es empujado hacia abajo sobre la superficie exterior del plato, creando una zona de menor presión en la parte superior del aparato y una de mayor presión debajo, haciendo que el vehículo se eleve.

El diseño permite incorporar una gran carga útil en el centro de gravedad, lo que podría hacerlo apto para el transporte de tropas o equipos.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

YouTube Video Identification: un sistema anti-piratería

Mac OS X 10.5, alias Leopard, a la venta a partir del 26 de Octubre