Hipermnesia

¿Cuantas veces al mes damos vueltas por casa buscando las llaves del coche o esa memoria USB que tiene todos nuestros documentos importantes? Dependemos de nuestra memoria, pero su poca fiabilidad nos juega permanentemente malas pasadas. Sin embargo, hay un puñado de personas que sufren de un extraño mal, llamado hipermnesia, que los atormenta impidiéndoles olvidar siquiera el hecho más insignificante de sus vidas.

Una persona que padece hipermnesia posee una memoria autobiográfica prácticamente perfecta. No hay muchos casos documentados, pero los pacientes con este mal son capaces de  recordar todos los detalles de cualquier día de su vida, incluso los más insignificantes como la hora exacta y todos los eventos que sucedieron minuto a minuto. Un cerebro normal solo registra, a largo plazo, aquellos eventos que resultan importantes -por una u otra razón- a su dueño.

La memoria de corto plazo va siendo “borrada” constantemente, y solo unos pocos recuerdos son almacenados definitivamente en la memoria de largo plazo. La mayoría de nosotros solo podemos recordar una decena de hechos relevantes por cada año de nuestra vida, el resto solo “aparece” si son estimulados por una fotografía o el reencuentro con alguna persona u objeto relacionado.

Recurrimos a todo tipo de trucos para no olvidar.
Recurrimos a todo tipo de trucos para no olvidar.

La raíz etimológica del termino hipermnesia (hyperthymesia), se encuentra en “thymesis” (recordar) e “hiper” (sobre, por encima de). “mnesis” también es una extensión de la misma etimología, y significa recuerdo. Sólo se ha podido confirmar este síndrome en pocas personas. Una de ellas es  una mujer, de la que solo se conocen sus iniciales “A.J.”, y que comenzó a recordar los días de su vida con todo detalle a partir de los 12 años. Al mencionarle una fecha cualquiera, A.J. es capaz de recordar con exactitud lo que hacía y qué día de la semana era. Según sus propias palabras, “puedo elegir una fecha cualquiera entre 1974 y hoy, y saber qué día de la semana fue, qué estaba haciendo y cualquier otro dato de importancia que haya ocurrido en esa fecha.” Tan fabulosa es su memoria, que sus amigos y conocidos la llaman “el calendario humano”.

La literatura también conoce de casos de hipermnesia. El genial Jorge Luis Borges, el en cuento “Funes el memorioso” (Ficciones, 1944), abordó el tema desde la perspectiva de un hombre que recordaba todo, con prodigiosa exactitud.  Sin embargo, Funes no era un hombre feliz. Por ejemplo, al ver su propia cara en el espejo cada día, la encontraba distinta de la que había visto el día anterior (de la que recordaba cada ínfimo detalle), y se desesperaba tratando de entender cómo podía tratarse del mismo rostro. Además, recordar un día completo le llevaba a Funes exactamente otro día completo de tiempo, lo que plantea algunas paradojas interesantes. Borges, al respecto, solía preguntarse si “¿tiene sentido un mapa de China tan grande como China?” Evidentemente, puesto en esos términos, la  hipermnesia no es precisamente una ventaja.

Otro caso bastante conocido es el del Brad Williams, un locutor de 51 años originario de La Crosse, Wisconsin. Brad, a diferencia de A.J., ha vivido con este don desde pequeño. Para él, recordar todo es algo normal. Fue hace unos años que, leyendo sobre la historia de A.J., se dio cuenta que lo que pasaba en su cabeza no era, en absoluto, algo normal. “Siempre he sido una especie de Google para mi familia“, confesó en una entrevista concedida al programa Good Morning America, de la cadena ABC.

Sus compañeros adoran la memoria de Williams. “Es como una enciclopedia andante”, dicen. Fue su hermano, Eric Williams, quien filmó un documental sobre el mal que aqueja a Brad. Titulado Unforgettable (Inolvidable), en el documental se puede ver cómo Brad compite con Google contestando a 20 preguntas del tipo “quién ganó el Oscar a la mejor actriz secundaria en 1985” o “quién se casó el 6 de octubre de 1991”.

Unforgettable (Inolvidable)

El vencedor, por loco que parezca, fue Williams. Encontró 18 respuestas correctas en unos 11 minutos menos que la persona que utilizaba el buscador. Dejando de lado que 11 minutos parece mucho tiempo para encontrar 20 respuestas de ese tipo en Google -quizás el operador del PC no estaba demasiado “entrenado”- lo cierto es que no cualquiera puede recordar todos esos datos, y menos con tanto detalle.  Eric tiene una explicación: “Todos tenemos la habilidad de almacenar la información. La diferencia es que Brad consigue recuperarla”.

Hay algunos casos de “hipermnesia temporal”, casi siempre ligados a experiencias traumáticas, en los que el paciente no puede evitar “volver a vivir” el suceso con todos los detalles, incluidos aromas, colores, clima o sabores. Los científicos creen que este padecimiento se relaciona con alguna clase de “mal funcionamiento” de la corteza superficial del cerebro, región en la que se encuentra la memoria inmediata. Como sea, no son muchos los casos en que esto ocurre y algunos, como Gordon Bell, buscan en la tecnología una especie de “muleta” que les ayude a recordad sus vidas. Mientras tanto, el resto de los mortales, seguimos soltando maldiciones cada vez que perdemos las llaves.

Hipermnesia en Wikipedia: Haz clic aquí

Deja tu voto

26 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 30

Upvotes: 28

Upvotes percentage: 93.333333%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 6.666667%

Ariel Palazzesi

26 Comments

Deja una respuesta
  1. Esto es muy interesante, nunca me habría imaginado que existiera una condición como ésta, sabía que hay personas que tienen muy buena memoria pero nunca pensé que hubiera gente que pudiera recordar tanto….. seria bueno si no tuviera sus desventajas…

  2. Ahora que lo pienso… y quizá un poco desviado del tema, sería genial poder manipular nuestros recuerdos, elgir cuáles queremos y cuales deseamos olvidar..

  3. Muy interesante el artículo. Yo me imagino que tal vez esudiando estos casos en profundidad se podría encuontrar una cura para el mal de Alzheimer

  4. Es interesante la forma en que funciona el cerebro, segun he leido sobre esta condicion, en realidad no es que el cerebro sea mas grande o mas potente es solo que la memoria esta estructurada de una forma diferente a la de la mayoria. Cada segmento funciona como un repositorio que almacena la informacion por fechas. Hay casos similares pero que solo almacenan cierto tipo de informacion, por ejemplo por orden alfabetico.

  5. Me hizo recordar casos donde sucede todo lo contrario, personas que no pueden almacenar recuerdos en su memoria a corto plazo, una pelicula llamada Memento aborda el tema, excelente pelicula por cierto.

  6. Claro, me refiero a recordar con detalle cronometrico, puesto que un hecho de tal trascendencia no podriamos olvidarlo.

    Se presta hasta para hacer una pelicula, me recuerda tambien al insomnio familiar fatal.

  7. jajajaja esta pasada la foto de la vieja con el recordatorio del nombre del tipo jajajaja…
    Si yo tuviera ese don no podria tener la conciencia tranquila jajaja…

    Salu2.

  8. pues a mi no me parece un mal, seria genial tener esa habilidad, podria tomar clases de idioma chino sin tantas fallas, aprender seria una cosa de poner atención sin tener que estar perdiendo tiempo en repeticiones de ejercicio tras ejercicio para fijar el conocimiento…

  9. Aunque algunos no me crean sufro de este transtorno: desde pequeña recuerdo una y otra vez como mis compañeros de clase me hacian bullying (es algo que me sigue atormentando, trato de olvidar todo pero por más que intento no puedo, es doloroso recordar aquello)

  10. Excelente es wilmer, me pueden encontrar en facebook Wilmer Escala, a lo que se refiere a memoria siempre me había cuestionado pero con este tipo de información nos hace ser cada vez mas genios de los cuales podemos comprender…

  11. Yo recuerdo que en mi juventud temprana la verdad si que recordaba muchisimas, cosas, me estresaba especialmente recordar eventos aleatorios desagradables, y me propuse ir borrando ciertos eventos de mi cabeza saturandola de idioteces, y desde ahí recuerdo haber perdido buena parte de mi buena memoria al punto que me fuí para el otro lado, soy muy olvidadizo ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.