in

GeekyGeeky Una moneríaUna monería

Imprimen objetos 3D completos en cuestión de segundos

Son pequeños… pero el potencial es gigantesco


Impresión 3D

La impresión 3D ha llegado a muchos hogares, y los servicios profesionales disponibles se multiplicaron en estos últimos años, pero no podemos negar que todavía sigue siendo una especie de «arte», con cierta intervención obligatoria por parte del usuario. Al mismo tiempo, uno de sus puntos débiles naturales es la demora en la impresión, pero un grupo de investigadores de la Ecole polytechnique fédérale de Lausanne acaba de presentar un método de impresión 3D basado en resina fotosensible y rayos láser de alta precisión, que reduce el tiempo de espera a menos de 30 segundos para objetos pequeños.

Imagino que has visto el proceso básico en más de una oportunidad: Cuando una impresora 3D inicia su operación, lo hace capa por capa, colocando nuevo material con mucha precisión. A veces eso no es suficiente, y la impresión colapsa por razones que el usuario no puede controlar… pero que provocan enormes pérdidas de tiempo y filamento. En otras palabras, debemos trabajar con lo que tenemos, verificar todo dos veces, y esperar lo mejor.

Sin embargo, en un entorno de laboratorio eso es una pesadilla. Los expertos requieren resultados precisos, consistentes, rápidos y fáciles de repetir. Así llegamos a la necesidad de optimizar la impresión 3D, y en la Ecole polytechnique fédérale de Lausanne (EPFL) tienen algo que si bien no es inédito, podría romper cada regla escrita sobre las impresoras 3D hasta la fecha:



Basada en el principio de la tomografía, esta impresora 3D combina a una resina fotosensible con rayos láser. Una serie de algoritmos calculan la intensidad, el lugar y la dirección exacta hacia donde los rayos deben ser dirigidos, siguiendo la forma del objeto a imprimir. La resina es endurecida por el efecto de la polimerización, y el resultado final es una estructura sólida, sin capas (algo muy útil en la creación de objetos blandos, que suelen desintegrarse fácilmente).

Las primeras aplicaciones que vienen a la mente son médicas. Protectores bucales y audífonos aparecen al tope de la lista, pero también se especula con la impresión de tejidos, e incluso órganos. Por el momento, la impresora puede producir piezas con un tamaño máximo de dos centímetros, y una precisión de 80 micrómetros, pero sus responsables creen que el sistema podría ser expandido para crear piezas de 15 centímetros.



La mejor parte para lo último: Esta impresión 3D hecha con resina y rayos láser demora menos de 30 segundos. Comparado con las sesiones escalofriantes que deben enfrentar algunos usuarios en sus impresoras 3D tradicionales, el ahorro de tiempo (y por extensión, el salto de calidad) sería extraordinario… siempre y cuando encuentre la forma de llegar a un sistema hogareño. Esperamos que así sea.


Sitio oficial: Haz clic aquí


Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Earth View: 1.000 fondos de pantalla que no te puedes perder

Administrar tus tareas

Mailflow: Administrar tareas y proyectos dentro de Gmail