La música del cerebro

No es de asombro ninguno que digamos que el cerebro contiene música. Tiene recuerdos de canciones eternas, la cancioncilla que se nos ha pegado últimamente y hasta el potencial de alguna composición propia que se transforme luego en alguna de las otras dos. La cosa cambia un poco si decimos que con la actividad del cerebro podemos componer una canción, como lo hicieron los científicos chinos en 2012. La partitura musical basada en la actividad neurológica de una mujer de 31 años es la fundación de esta música del cerebro que ahora mismo puedes escuchar en Neoteo.

A través de libros y biografías, los prodigiosos músicos del mundo han sido caracterizados como seres a quienes sus mentes les dictaban las composiciones más hermosas. Música que salía del cerebro y se plasmaba en la realidad. Aún hoy, pero con menor periodicidad, la súper matemática poética de lo sonoro a la que unos cuantos llaman música sigue creándose desde mentes que piensan en escalas, tonos, intensidades, variaciones y estilos. ¿Pero qué tal si fuera la música quien compusiera sobre la actividad cotidiana del cerebro? Este es el caso de un estudio chino que ha podido construir una partitura musical basada en la actividad neurológica de una mujer de 31 años.

La música del cerebro en electroencefalogramas e por resonancias magnéticas simultáneas

En el estudio, realizado en noviembre de 2012, añadieron a la mezcla las mediciones sobre el flujo de sangre desde una máquina de resonancia magnética funcional (fMRI). La combinación del EEG y del fMRI permitieron que el tono y la intensidad se operasen por separados, logrando que la independencia crease un valor más para la aleatoriedad de la composición. Para demostrarlo, Lu y Yao registraron el cerebro de una niña de 14 años de edad y una mujer de 31 años de edad. Con la llegada de este nuevo método se logra transferir las fluctuaciones eléctricas cerebrales para marcar el tono y los torrentes de sangre para medir la intensidad. El resultado es tan sorprendente que con un poco de oídos entrenados y partituras un poco más sofisticadas, una mente podría resultar el compositor más cerebral de la historia de la música.

AUDIO 1

AUDIO 2

AUDIO 3

AUDIO 4

Los científicos están esperanzados en que este tipo de experimentos con resultados tan significativos puedan abrir una puerta hacia el entendimiento completo de nuestro cerebro. El neurocientífico Jing Lu y su colega Dezhong Yao de la Universidad de Ciencia Electrónica y Tecnología hablaron también de un trabajo anterior, en el que los investigadores también habían conseguido transmitir las transmisiones musicales del cerebro a través de un casco EGG. Y si bien quedan todavía muchas pruebas como para que la aleatoriedad de las ondas puedan representar una melodía digna de descargar al MP3, la vez anterior la música era tan extraña, que incluso se la presentó como la Música libre de escalas del cerebro.

Deja tu voto

6 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 8

Upvotes: 7

Upvotes percentage: 87.500000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 12.500000%

Nico Varonas

2 Comments

Deja una respuesta
  1. Una ves sali a correr como de costumbre y empezo a sonar una cancion en mi cabeza sin yo hacer esfuerzos para cantarla se estaba reproduciendo solita. No se como lo hice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.