in

Thug lifeThug life No me gustaNo me gusta GeekyGeeky ¡Pero qué c...!¡Pero qué c...! Una moneríaUna monería

Los cachorritos radiactivos de Chernóbil

La verdadera catástrofe, es no poder acariciarlos


Perritos de Chernóbil

Con el rápido abandono de las zonas más cercanas a la planta nuclear de Chernóbil, la vida salvaje se las arregló para recuperar terreno, pero también quedaron atrás muchas mascotas. Hoy, sus descendientes recorren la zona de exclusión, y en algunos casos, son cachorritos absolutamente adorables. El problema es que recomiendan a los visitantes no tocar, ni acariciar ni recoger a los perritos debido al riesgo de partículas radiactivas en su pelaje…

Después del éxito absoluto de la serie lanzada por HBO, la demanda de información adicional sobre la planta de Chernóbil, las causas detrás de la explosión y su situación actual se disparó por completo. Sin embargo, hay un detalle que no suele ser mencionado con tanta frecuencia, y es el avance de la vida salvaje en la región. La naturaleza respondió con contundencia a pesar de la radiación, y los expertos han encontrado bisontes, jabalíes, tejones, lobos, zorros, linces, caballos salvajes y osos pardos. También hay algo más: Cachorritos.



Todos estos perros son descendientes de las mascotas que fueron abandonadas poco después del desastre nuclear en abril de 1986. Dicho abandono fue impuesto por las autoridades, separando a cientos de familias de sus fieles compañeros. Incluso existen reportes de escuadrones encargados de matar animales contaminados dentro de la zona de exclusión, pero esa «tarea» nunca se completó.

Hoy, muchos cachorros y perros adultos por igual se acercan a los puntos turísticos, especialmente al Cafe Desyatka, ante la posibilidad de obtener un bocadillo extra. Sin embargo, la vida no es nada sencilla para ellos. La radiación siempre está allí, en segundo plano. Algunos perros llevan radioisótopos en sus huesos, y la recomendación general es no entrar en contacto con ellos, ya que existe el riesgo de partículas radiactivas en su pelaje.



Pero la radiación no es el punto más grave. La mayoría de los perros y gatos en la zona no viven más allá de los cinco o seis años debido a la dureza del invierno ucraniano, la falta de acceso a alimento y agua, y enfermedades clásicas como el parvovirus. La gente del Clean Futures Fund posee tres clínicas veterinarias en la zona, dedicadas a alimentar, vacunar y controlar la población vía castración de estos animales, pero depende de donaciones para continuar funcionando, y encontrar nuevos hogares a aquellos perros declarados libres de radiación.



Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply
  1. Muy bien que nos enteremos de una tragedia que sucedió has muchos años y que tenemos en el olvido sin imaginar que sigue viva la naturaleza y animales que c desgracia no vivirán x mucho tiempo x culpa de la soberbia e insensibilidad del ser humano sin conciencia los animales y la naturaleza nos dan bofetadas de humildad y amor hacia los seres vivos y nuestro planeta que nunca se rinden somos una radiación maligna la peor en contra de nosotros mismos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Keisan Online Calculator: Calculadora online con 130 dígitos de precisión

Cómo descargar una imagen ISO de Windows 10 con Fido