in

Thug lifeThug life ¡Pero qué c...!¡Pero qué c...!

Onbashira: El festival más peligroso del mundo

1.200 años de tradición, troncos gigantes… y varios muertos

A la hora de buscar festivales extremos, pocos tienen el potencial de violencia y descontrol que arrastra el «fútbol medieval» de Atherstone, pero si estás pensando en algo con la capacidad de poner en riesgo la vida de sus participantes… necesitas viajar a Japón. Una vez cada seis años, siguiendo los años del Mono y el Tigre, el Festival Onbashira simboliza la renovación de los cuatro santuarios locales del Lago Suwa. Por un lado, los entusiastas cortan troncos gigantes y se arrojan con ellos por la pendiente, y por el otro los ponen de pie mientras siguen subidos. Algunas personas no salieron vivas de allí…

La historia de Onbashira nos dice que el Gran Santuario de Suwa estaba originalmente dividido en dos secciones: Kamisha es el «Santuario Superior» dedicado al dios Takeminakata, y está compuesto por los santuarios Honmiya y Maemiya, mientras que a Shimosha o «Santuario Inferior», donde se venera a la diosa Yasakatome (consorte de Takeminakata), lo forman Harumiya y Akimiya.

Cada uno de esos cuatro santuarios están rodeados en sus esquinas por cuatro enormes pilares, los onbashira. Durante los últimos 1.200 años, estos santuarios enfrentaron guerras, disputas locales y abandono, pero la tradición esencial se mantuvo intacta, y cada seis años (del Mono y el Tigre según el calendario chino), los organizadores se encargan de seleccionar dieciséis abetos japoneses para llevar a cabo la renovación de los pilares. Eso involucra a dos actividades extremas…



El corte, el transporte y la decoración de los troncos (que pueden medir 20 metros y pesar hasta 12 toneladas) lleva el nombre de Yamadashi. Los hombres más valientes, decididos a probar su valor, se arrojan por la pendiente montando a los troncos, bajo la ceremonia del Kiotoshi.

La segunda mitad del festival se conoce como Satobiki, y aquí es cuando cada uno de los pilares es instalado de pie (Tatebashira) en su lugar definitivo. El detalle es que durante su colocación aún hay gente sobre los troncos, que trata de no perder el equilibrio.



No me subo ahí ni loco…

Yamadashi suele desarrollarse durante los primeros días de abril, mientras que Satohiki llega un mes después, y se extiende hasta mediados de mayo. Ahora, ¿qué tan saludable es manipular troncos de 12 toneladas durante un festival? Me temo que no mucho.

Un hombre perdió la vida luego de caer al vacío en la edición de 2016. Seis años antes, dos hombres murieron del mismo modo. En 1992, otros dos hombres murieron ahogados cuando uno de los troncos era empujado en el río. Los festivales de 1986 y 1980 también registraron muertos. En resumen, hoy Onbashira es promocionado como una atracción turística, pero quien decida participar directamente, se juega el pellejo.


Fuente: Kuriositas



Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hackeando juegos de SNES con coprocesadores para mejorar su velocidad

Joseph Ducreux: El artista detrás del meme