in

OZO: La visión de Nokia en cámaras de realidad virtual

¿Adivinen quién se ha subido al tren de la realidad virtual? Microsoft adquirió su división móvil en 2013 sólo para declararla como pérdida dos años después, pero eso no hizo desaparecer a Nokia. La compañía finesa trabaja en mapas, redes, y proyectos más alejados de su línea tradicional, como es el caso de OZO. Se trata de una cámara diseñada para la filmación de contenido destinado a entornos de realidad virtual, y apunta directamente a un uso profesional.

Lo hemos dicho una y otra vez, pero no nos vamos a aburrir: La realidad virtual necesita contenido. Las ideas sobran, sin embargo, crear material compatible con los cascos virtuales más populares requiere nuevas herramientas tecnológicas. Compañías de muy alto perfil como Samsung y Google han respondido a ese desafío, y en los últimos meses nos cruzamos con dos modelos de cámaras muy avanzados, que combinan múltiples lentes con el objetivo de filmar en 360 grados. De más está decirlo, el audio es tan importante como el vídeo. No sirve de nada invertir recursos en cortos tridimensionales cuando el sonido estéreo puede quebrar toda la experiencia por sí solo. Tanto el Project Beyond de Samsung como el Jump de Google sufren limitaciones en cuanto al audio, pero hay una nueva cámara en el vecindario, y llega de la mano de Nokia.

Así es, Nokia. Su relación con Microsoft terminó en un verdadero desastre, y deberá esperar hasta 2016 para volver a vender teléfonos con su marca, pero Nokia ha decidido dar un paso muy grande en dirección de la realidad virtual con su flamante cámara OZO. Su diseño me recuerda en parte a la nave Discovery One de «2001», aunque a simple vista podemos detectar ocho sensores acompañados por igual cantidad de micrófonos. El resto de los detalles sobre OZO permanecen fuera del radar, y se calcula que la siguiente ola de información llegará el próximo 4 de agosto. Las demos que se han visto hasta aquí fueron reproducidas en cascos como el HTC Vive y el Oculus Rift. La calidad de la imagen en tiempo real tiene algunos detalles negativos, pero Nokia ha dicho que pueden ser eliminados con post-procesamiento sin inconvenientes.

¿Quién puede comprar esta cámara? Digamos que el consumidor promedio no está en los planes de Nokia. Si hacemos caso a los rumores, el precio de la OZO estará cerca de los 50 mil dólares. Semejante número limita drásticamente el mercado de la cámara, pero si Nokia decidió presentarla de todos modos, es porque debe tener varios clientes interesados en ella. Su debut oficial será antes de fin de año.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Windows 10: Primeras impresiones de Windows 10

Henry: El corto de realidad virtual para Oculus Rift