in

Thug lifeThug life ¡Pero qué c...!¡Pero qué c...!

ShortLife: El reloj del resto de tu vida

¿Tic-toc, tic-toc?


ShortLife

Tarde o temprano, la señora con la guadaña nos visitará a todos. Mucha gente repite hasta el cansancio que «la vida es corta», y eso nos ha llevado a estudiar de cerca nuestra percepción del tiempo (incluyendo por qué se siente tan raro), pero hay algunos allá afuera que desean tener cierta precisión adicional sobre cuánto les queda en este mundo. Ahí es cuando aparece ShortLife, un reloj que al tomar valores como fecha de nacimiento, región y expectativa de vida, presenta un «cálculo educado» del tiempo que has vivido, y lo que aún te falta.


The Price of Life, 1987. Esa película (disponible en YouTube) presenta un mundo muy particular en el que todo recién nacido recibe una «cuenta temporal», y su saldo no es otro más que el tiempo de vida. En 2011 apareció In Time, con Justin Timberlake y Amanda Seyfried, a la que muchos vieron como una remake no declarada de The Price of Life. Muerte, tiempo, la relación entre ambos y su supuesto valor dominan a ambos proyectos, pero hay algo aún más perturbador: La precisión de saber cuánto le queda de vida a cada uno.

No es un concepto nuevo que digamos. Se supone que los cíclopes renunciaron a uno de sus ojos para ver el futuro, y lo único que vieron al final fue el día de sus muertes. ¿Qué sucede con nosotros? Bueno, no podemos ver el futuro… pero sí hacer cálculos. Condición física, tasa de mortalidad, registro de enfermedades previas, ventajas y desventajas de una región, expectativa de vida, hay mucho para considerar. Ahora, imagina un dispositivo sobre tu escritorio que trata de presentar ese resultado. Bienvenido a ShortLife.


ShortLife: ¿Cuánto te queda por vivir?

ShortLife
El valor es expresado en porcentajes. Nada que me haga sentir mejor, honestamente…

ShortLife es una creación del artista conceptual belga Dries Depoorter. Su funcionamiento se limita a informar el porcentaje del tiempo de vida que hemos completado. El cálculo se basa en la expectativa de vida promedio que la Organización Mundial de la Salud reporta para nuestro país, o sea que existe un margen de error inevitable, pero el reloj siempre es programado para una sola persona. Lo único que debe ingresar el usuario manualmente, es la fecha y hora actual.


ShortLife
Posee una pieza de plástico reciclado con «efecto mármol»

A nivel técnico, ShortLife está compuesto por un microcontrolador ATmega328, acompañado de un MAX7219, y un LED de cuatro dígitos y siete segmentos. No hay soporte para baterías, por lo que deberá permanecer conectado a una fuente de alimentación vía micro USB (ya sea el adaptador incluido, un powerbank, o algo similar). Los módulos son soldados a mano por el propio Depoorter, y su elemento decorativo principal es un bloque de plástico reciclado en la parte posterior, que transmite la apariencia del mármol. A pesar de que el reloj busca reportar cuánto hemos vivido (y por extensión, calcular el resto), su garantía es de sólo seis meses.


ShortLife
Con conector micro USB. Supongo que un powerbank no sería mala idea…

El potencial de reproducción y hackeo en el ShortLife es enorme, y definitivamente recomendamos seguir la ruta del DIY si deseas crear algo similar, a menos que estés más interesado en el perfil artístico del reloj… que cuesta 165 euros. ¿Colocarías algo así en tu escritorio? Deja un comentario, las crisis existenciales pasan más rápido si son compartidas… (?)


Sitio oficial: Haz clic aquí



Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Cómo grabar la pantalla en Windows 10

Cómo grabar la pantalla en Windows 10

Chrome Remote Desktop

Chrome Remote Desktop: Cómo instalar y usar el servicio de escritorio remoto de Google