in

Shove: Abre direcciones web de forma remota

La idea de que otra persona controle a nuestro navegador web puede parecer un poco perturbadora. Usualmente eso es señal de que algo muy malo está pasando en el ordenador, pero la gente detrás de la extensión Shove para Google Chrome transforma a dicha intervención en una manera muy novedosa de compartir contenido. ¿Quieres enseñarle una página a tu amigo? ¿Por qué no la abres directamente en su navegador?

Se dice que en la Web no puede haber tal cosa como un salto de fe. En el mejor de los casos terminamos expuestos a un meme clásico o a la siempre presente dosis de rickrolling, mientras que en el peor debemos juntar al ordenador con una cuchara. La ausencia general de confianza y la anarquía latente de la Web nos obliga a adoptar múltiples medidas de seguridad, y aún así suele no ser suficiente. ¿Cuántos robos de identidad se llevan a cabo por día? ¿Cuántos rescates virtuales se pagan debido a ataques de ransomware? El usuario tiene varios mecanismos a su disposición para entrar en contacto con otros, pero lo lógico es buscar que su sesión en la Web sea lo más anónima y privada posible, a menos…

Shove
Un par de clics, y lo mismo se abrirá en el navegador de tu amigo

… que utilice algo como Shove. En términos sencillos, Shove es una extensión compatible con Google Chrome que permite abrir una pestaña en el navegador de un amigo para compartir contenido con él. De más está decirlo, esa misma apertura de pestañas también funciona en la otra dirección, por lo tanto, si tu amigo llega a la conclusión de que necesitas ver un portal sí o sí, todo lo que deberá hacer es seleccionar tu nombre en su lista de contactos. Al principio, los responsables diseñaron a Shove como una especie de broma, típico trolling llevado a una escala diferente. Hoy, lo proponen como una herramienta colaborativa rápida y sencilla de usar.

El tema de la seguridad en Shove es ciertamente complicado, ya que comienza y termina con el usuario. La presencia de la extensión no convierte a nuestro navegador en público, y sólo pueden abrir pestañas en él aquellos contactos dentro de nuestro círculo personal. Al mismo tiempo, el navegador presentará una advertencia si se detecta que el contenido es malicioso, y el usuario deberá especificar manualmente si autoriza que una nueva página tenga acceso a recursos como la cámara y el micrófono. ¿Quieres probarlo? Instala la extensión y añade al bot «shovebot». Cada vez que compartas algo con él, te enviará una página de regreso.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BIRD: Nuevo concepto en reconocimiento de gestos

Death Trash: RPG post-apocalíptico con genial pixel art