in

Harvard desarrolla un «exotraje blando» que nos ayuda a caminar


En general estamos mucho más acostumbrados a encontrar noticias sobre exoesqueletos, y su potencial para erradicar a la silla de ruedas. Pero en el Instituto Wyss de la Universidad de Harvard han seguido una línea de desarrollo diferente. Lo que tienen en su poder es un «exotraje blando» que se coloca en las caderas y cerca de los tobillos. Las últimas pruebas indican que el exotraje puede reducir la cantidad de energía que su usuario requiere para caminar en un 23 por ciento, lo cual sería muy útil bajo ciertas aplicaciones…

Es el mismo llamado de siempre, y no nos vamos a cansar de repetirlo: Es hora de que el mercado tecnológico global entregue una solución en exoesqueletos que sea producida en masa a un costo razonable, y convierta a la silla de ruedas en una pieza de museo. Los diseños se adaptan, cualquiera puede usarlos con un mínimo entrenamiento, y sus limitaciones irán desapareciendo con cada nueva generación. Ahora, entiendo que el concepto de exoesqueleto no es aplicable a todos los casos, y una especie de «término medio» podría ser más que suficiente. Hay personas que si bien pueden desplazarse, sienten mucho dolor o tienen debilidad en sus extremidades. El último proyecto del Instituto Wyss de la Universidad de Harvard se enfoca sobre personas saludables, pero tal vez esa condición cambie en el futuro.

Se trata de un exotraje blando. A simple vista parece sacado del vestuario de una película de ciencia ficción, pero una vez que conocemos su funcionamiento, tiene mucho sentido. El exotraje provee de energía adicional a nuestros tobillos en el momento exacto (con la ayuda de sensores) que estamos por dar un paso. La aplicación de fuerza por sí sola no es algo efectivo. Caminar es un trabajo coordinado entre rodilla, cadera, músculos y tendones, o sea que las bandas del exotraje colocadas sobre los tobillos deben estar conectadas a una faja en la parte superior. El exotraje ofrece cuatro niveles de asistencia, y en el parámetro más alto, el ahorro de energía para el usuario fue del 23 por ciento.

El pack de baterías en la mesa hace un poco de trampa, y serán necesarias más pruebas

Por supuesto, hay algunos asteriscos en la prueba, y uno de ellos es que los usuarios no cargaron el pack de baterías. En otras palabras, el traje solo pesa menos de un kilogramo, mientras que con las baterías se dispara a siete y medio. Esto los obliga continuar con las evaluaciones del exotraje, ya que uno de los planes es efectivamente ayudar a los soldados en el campo de batalla a cargar con un peso mayor. Con el factor militar dentro de la ecuación, no nos sorprende encontrar a nuestros amigos de DARPA brindando apoyo financiero.

Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Tinker Board: El «Raspberry Pi 3» de Asus

Monitoreo ping

MOBZPing: Programa de monitoreo ping