¿Cómo sobreviven los caimanes cuando se congela su estanque? (vídeo)

A veces, la mejor solución es la más simple

El invierno está golpeando con mucha fuerza al hemisferio norte, y las noticias sobre ciudades en problemas al otro lado del charco por el hielo y la nieve no paran de llegar. Obviamente, la hostilidad del clima también afecta a los animales, pero los caimanes aplican una técnica sencilla y efectiva para enfrentar las bajas temperaturas junto al inevitable congelamiento de sus estanques.

Los caimanes han sobrevivido en este planeta por millones de años, venciendo a algunas de las condiciones climáticas más hostiles que se hayan conocido. Son un verdadero ejemplo de resistencia y eficiencia, lo cual queda demostrado año tras año con la llegada del invierno. ¿Pero cómo es que logran resistir exactamente? ¿Qué clase de ventaja natural poseen? En primer lugar, los caimanes tienen la capacidad de reducir su metabolismo durante largo tiempo, sin consecuencias negativas. Se trata de un proceso similar a la hibernación (el término técnico es «brumación»), aunque existen ciertas diferencias a nivel metabólico. Y en segundo lugar, hacen esto:

Así es: Los caimanes crean pequeños agujeros en el hielo manteniendo sus hocicos fuera del agua mientras se congela. Estos dos vídeos llegaron a la Web gracias a los encargados del Shallotte River Swamp Park de Ocean Isle Beach en el estado de Carolina del Norte, que al momento de escribir estas líneas tiene la «agradable» temperatura de un grado Celsius… bajo cero. Otro aspecto para destacar de los caimanes es que pasan hasta 24 horas sin respirar, o sea que necesitan una baja cantidad de oxígeno durante su inactividad. Finalmente, no pueden ingerir ningún alimento en brumación, ya que su metabolismo reducido no permite la correcta digestión. En otras palabras, la comida se pudre dentro de sus estómagos, y los enferma.

Los vídeos llevan más de una semana publicados en YouTube, y los caimanes ya volvieron a nadar sin problemas, pero si el clima se mantiene tan frío como hasta ahora, seguramente se quedarán quietos por algunos días más. En resumen: Los caimanes no pelean contra el hielo, sino que «se vuelven uno» con él. Tal vez se pueda aprender una cosa o dos de ellos.

Deja tu voto

9 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 9

Upvotes: 9

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *